Fabricante guitarras en EEUU atrae a seguidores de culto

domingo 4 de octubre de 2009 07:42 GYT
 

Por Andrea Shalal-Esa

STEVENSVILLE, EEUU (Reuters) - Tres décadas después de desafiar los pronósticos y persuadir a Carlos Santana para que pruebe su guitarra hecha a mano, la búsqueda del tono perfecto por parte Paul Reed Smith todavía atrae a entusiastas de todo el mundo.

A pesar de la crisis económica internacional, su compañía ha construido una fábrica multimillonaria y se apresta a multiplicar sus ganancias mientras otros productores de instrumentos contabilizan una caída en las ventas.

Más de 1.700 vendedores y compradores de guitarras viajaron el fin de semana pasado a una festiva inauguración de los cuarteles centrales de Smith en Maryland para ver sus más recientes guitarras y recorrer una fábrica que produce más de 16.000 instrumentos a mano por año.

Quienes concurrieron -entre los cuales había vendedores de guitarras, doctores, banqueros y músicos- encargaron más de 500 guitarras, cuyos precios van desde los varios miles de dólares a un total superior al millón de dólares.

En los últimos 25 años, ese tipo de interés ha hecho de las guitarras Paul Reed Smith (PRS) el tercer mayor fabricante de guitarras eléctricas de Estados Unidos, ayudándolo a eclipsar a marcas más antiguas como Fender y Gibson y quedarse con un 40 por ciento del segmento superior del mercado.

Nick Catanese, de Black Label Society, comenzó a usar guitarras PRS en enero, y dice que no hay comparación con las otras marcas.

"Son casi una obra de arte", afirmó a Reuters.

Este tipo de comentarios son buenos para el balance de PRS, que está sobreviviendo a la recesión de mucho mejor forma que la mayoría.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de Paul Reed Smith, fundador de PRS Guitars, en la que muestra algunas de las guitarras de su compa&ntilde;&iacute;a en la f&aacute;brica de Stevensville, Maryland. REUTERS/Jonathan Ernst</p>