4 de octubre de 2009 / 14:31 / hace 8 años

OBITUARIO-Mercedes Sosa dio voz al alma de América Latina

<p>Foto de archivo de la artista argentina Mercedes Sosa, quien falleci&oacute; el domingo, junto al cantante Le&oacute;n Gieco, dos voces que se alzaron contra la dictadura militar que gobern&oacute; Argentina entre 1976 y 1983.La Gaceta/Files</p>

Por Helen Popper

BUENOS AIRES (Reuters) - La popular cantante argentina Mercedes Sosa, quien con su voz luchó contra dictadores sudamericanos y se convirtió en un símbolo de la música contemporánea latinoamericana, murió el domingo en Buenos Aires a los 74 años, informaron médicos.

La muerte de "La Negra", como se la conocía cariñosamente por su cabello y piel oscuros, ocurrió tras varios días de internación debido a severos problemas renales y llenó de tristeza a miles de admiradores que la vivaron en escenarios de todo el mundo.

Sosa fue apodada "la voz de la mayoría silenciosa" por su defensa de los pobres y su lucha por la libertad, y fue también una artista reconocida por músicos de todas las generaciones y estilos con los que compartió palcos y grabaciones, mostrando apertura y generosidad artística.

Su versión del tema "Gracias a la Vida" de Violeta Parra se convirtió en un himno para los izquierdistas de todo el mundo en las décadas de 1970 y 1980, cuando se vio obligada a ir al exilio y sus discos fueron prohibidos.

Su poderosa voz ganó aplausos en el exterior y popularidad en el país, al igual que su estilo con el cabello largo y ponchos tradicionales.

En las turbulentas décadas de 1960 y 1970, Sosa fue un exponente clave del Nuevo Cancionero, un movimiento altamente politizado que trató de llevar la música popular de vuelta a sus raíces.

También fue miembro del Partido Comunista y sus simpatías políticas le ocasionaron problemas durante la sangrienta dictadura militar argentina (1976-1983), en la que miles de personas murieron en la represión a disidentes de izquierda.

Los censores de Estado prohibieron sus canciones y Sosa huyó a Europa en 1979 luego de ser detenida en medio de un concierto junto a la audiencia en la ciudad universitaria de La Plata.

Sosa se definía con frecuencia como una mujer de izquierda, aunque aseguraba que su verdadera vocación era el canto.

"En realidad, yo nací para cantar. Mi vida está dedicada a cantar, a buscar canciones y a cantarlas", dijo en una entrevista en el 2005. "Si me metiera en política tendría que descuidar lo más importante para mí, que es el folclore", agregó.

RAICES

Sosa nació en una familia de clase obrera en la pobre provincia azucarera de Tucumán, en el noroeste argentino, y se encontró por primera vez con la fama cuando ganó un concurso de talento en una radio local a los 15 años.

Experta en interpretar canciones de otros autores, Sosa se abrazó a la poesía argentina y latinoamericana. Aunque incursionó en el rock y el tango en los últimos años, sus raíces estuvieron siempre en la música de "tierra adentro".

Algunos meses antes de que el Gobierno militar invadiera las Islas Malvinas en 1982, Sosa volvió a su tierra natal para encontrarse con sus canciones y con una nueva generación de jóvenes aficionados.

En una serie de conciertos a su regreso cantó con reconocidas figuras de la música popular argentina como León Gieco y Charly García y salió de gira por Europa, Brasil y Estados Unidos, donde recibió una ovación de pie de 10 minutos en el Carnegie Hall de Nueva York.

A lo largo de su carrera, Sosa recibió una serie de galardones internacionales por su defensa de los derechos de la mujer, entre ellos varios premios Grammy Latinos y el premio CIM-UNESCO por sus "valores éticos y morales" y "su constante defensa de los derechos humanos".

Sosa sufrió complicaciones de salud durante varios años, pero volvió con un nuevo álbum en el 2005. Este año, la intérprete lanzó un disco de dos volúmenes de nominado Cantora, a dúo con renombradas figuras latinoamericanas como Joan Manuel Serrat, Caetano Veloso y Shakira.

"No soy joven ni hermosa, pero tengo mi voz y el alma que sale en mi voz", dijo en una entrevista en el 2001.

Escrito por Daniela Desantis, editado por Ricardo Figueroa y Guido Nejamkis

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below