18 de octubre de 2009 / 11:02 / en 8 años

Caída precios genera introspección en mercado arte chino

Por James Pomfret

HONG KONG (Reuters) - Las parcelas de tierras de labranza al borde del pueblo de artistas de Songzhuang son un símbolo del reciente ciclo de auge y derrumbe en el sector del arte contemporáneo de China

Cuando se dispararon los precios del arte chino, hubo grandes planes para construir más galerías y estudios en el poblado de artistas cerca de Pekín. No obstante hoy, después una caída en los precios de un 60 por ciento en lo que va del año, los planes de expansión luchan por mantenerse a flote.

A su paso, la crisis financiera golpeó al paisaje artístico de China, disminuyendo la inversión en planes como Songzhuang, clausurando galerías en el pionero distrito de las artes 798 de Pekín y bajando los inflados egos, tasaciones y excesos.

“El mercado contemporáneo de China estaba tan sobrevaluado. Sentía que no era algo muy saludable”, dijo Nan Xi, un ex oficial del Ejército chino devenido en artista cuyas obras, enormes lienzos de tinta china que exhibe en su espaciosa residencia de Songzhuang, alcanzaron cerca del medio millón de yuanes en el punto máximo del mercado.

En los viejos tiempos, las feroces ofertas en las casas de subastas al momento del auge del mercado en el 2007 y el 2008 llevaron a que los precios se dispararan sideralmente, haciendo que compradores y especuladores tratasen al arte contemporáneo casi como acciones o mercadería.

El resultado fue una superabundancia de arte medio a precios excesivos y una creciente comunidad de artistas millonarios, algunos más atraídos por las oportunidades de generar enormes cantidades de dinero que por vocación artística.

“La crisis financiera ha sido una buena lección para nosotros; para entender mejor qué es el mercado, y la relación que el arte tiene con él. Tener demasiado dinero no es bueno para el desarrollo de un artista”, sostuvo Nan Xi.

PRECIOS RAZONABLES

La principal casa de subastas de China, Beijing Poly International Auction, famosa por su repatriación desde Occidente de cabezas de animal de bronce saqueadas, vio el negocio de arte contemporáneo chino caer en más de 50 por ciento el año pasado.

“Muchos compradores han sido dejados fuera, incluyendo a los especuladores. Los coleccionistas que quedan ahora pueden pagar sumas más razonables por cosas razonables”, explicó Li Da, gerente general de Poly.

Li pone como ejemplo una gran pintura de Zhang Xiaogang de la serie Bloodline (línea de sangre) que alcanzó los 16,8 millones de yuanes (2,5 millones de dólares) en mayo y dice que se habría vendido por más de dos veces esa cantidad si hubiera sido subastada en el 2007.

Los lienzos melancólicos de Zhang, uno de los mejores artistas de China entre los que están Liu Xiaodong, Zeng Fanzhi, Fang Lijun, Cao Guoqiang y Yue Minjun, se vendieron en 6 millones de dólares cada uno en el auge del mercado.

Esas tasaciones, al igual que muchas otras, han caído en un 66 por ciento según un índice del sitio web de arte chino Artron.net.

Desde el 2007, el mercado general de arte chino contemporáneo se ha contraído en más de 54 por ciento, según Artron.

Sotheby’s y Christie‘s, que redujeron sus ventas de arte chino contemporáneo en Hong Kong, han tenido problemas para consignar obras destacadas, y los vendedores todavía muestran cautela ante el clima frágil.

En las ventas de otoño boreal de Sotheby‘s, hubo ofertas mixtas para el arte contemporáneo, y “Comrade” de Zhang Xiaogang fue una de las piezas que cruzó la marca del millón de dólares.

Sin una recuperación transversal de la economía de China y un retorno a los días de la creación de enormes riquezas, Li dijo que no veía que los precios del arte chino contemporáneo vayan a repuntar en lo inmediato.

“Ahora mismo, el mercado todavía está consolidándose”, dijo Tim Lin, un veterano propietario de una galería taiwanesa en una reciente subasta de Sotheby’s en Hong Kong, consideradas el barómetro del mercado.

“El mercado subirá, pero uno no puede concentrarse sólo en el corto plazo. Hay que considerarlo como una flor, si florece demasiado rápido, se marchitará rápido. Debes tener en cuenta el largo plazo”, agregó.

Subastadores y vendedores dicen que los coleccionistas se han vuelto más selectivos desde la crisis, quienes rechazan obras menores mientras buscan valor en artistas más jóvenes, más allá de China en Asia y Occidente.

“Por medio de esta consolidación, habrá un mejor discernimiento de los buenos artistas y las obras y su valor inherente. Quedan los verdaderos conocedores del arte chino contemporáneo, los coleccionistas (...) y ellos podrán pagar cantidades razonables por piezas razonables”, aseveró Li de Poly Group.

Misung Shim, director de Seoul Auction, que vendió una gran obra del artista británico Damien Hirst en Hong Kong este mes por 2,2 millones de dólares, ve cada vez más oportunidades más allá de la escena artística de China.

“Estamos tratando de abrirnos al mercado del arte occidental en Hong Kong, más que al mercado chino”, explicó.

“ANTIGUEDADES NUEVAMENTE DE MODA”

En las últimas tres décadas, el arte chino contemporáneo se ha liberado del salvajismo de las purgas y los trastornos de la revolución cultural del presidente Mao Zedong, como la ofensiva en la plaza Tiananmen en 1989, para luego llevar al crecimiento económico y político de China a cuestas y captar la atención de la comunidad artística internacional.

Aunque la caída de los precios del arte vanguardista a nivel mundial representa un potencial lado positivo, importantes inversores como Philip Hoffman de Fine Art Fund están colocando su dinero en opciones más conservadoras y seguras.

En tanto, las ventas de arte asiático en Nueva York y Hong Kong mostraron una demanda y precios fuertes para categorías de arte chino, incluyendo pinturas clásicas de tinta china, objetos de sabios imperiales, y cerámicas de las dinastías Ming y Qing.

“Le hemos dado más espacio a la porcelana y al arte antiguo, pero muy poco al arte chino contemporáneo”, dijo Hoffman. “Me ha asombrado ver cómo la recesión no ha afectado a lo mejor del arte (tradicional) chino”, agregó.

Reflejando esta opinión, Andy Hei, el director de la Feria Internacional de Arte y Antigüedades de Hong Kong, declaró: “Resulta que las antigüedades están nuevamente de moda”.

“Recibimos nuevamente a gente de familias acomodadas en vez de los nuevos ricos de los últimos 10 años”, comentó.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below