Globos de Oro son "sitio perfecto": comediante Ricky Gervais

martes 27 de octubre de 2009 17:33 GYT
 

Por Bob Tourtellotte

LOS ANGELES (Reuters) - Ricky Gervais es conocido como un agudo comediante y los Globos de Oro son considerados como la ceremonia de premios para el cine y la televisión menos estricta. Por ello no sorprende que vea su trabajo como anfitrión de la ceremonia del 2010 como algo caído del cielo.

"Todos están sentados y bebiendo. Voy a estar ebrio y no voy a ensayar. Es el sitio perfecto para mí", dijo el martes Gervais a Reuters con una sonrisa en el rostro.

Los premios Globo de Oro, que serán entregados el 17 de enero del 2010, son parte de las mayores ceremonias de galardones en Hollywood, pero su atmósfera es menos formal que los Oscar del cine o los Emmy para televisión.

Los ganadores de las categorías de cine y televisión, que son escogidos por los miembros de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, son nombrados luego de una elegante cena donde los cócteles y el champán pasan libres y a menudo la ceremonia es calificada como la mayor fiesta de Hollywood.

El anuncio del lunes que informaba que Gervais será el anfitrión del próximo show sorprendió a muchos observadores de la industria, debido a que los Globos de Oro no han tenido un presentador desde 1995. Pero también deleitó a aquellos que ven a Gervais como una elección potente.

De momento una cosa es segura, no habrá un Ricky Gervais cantando y bailando, como el reciente presentador del Oscar, Hugh Jackman.

"Oh, no, no haré eso", explicó. "Es mucho esfuerzo", dijo.

(Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Foto de archivo del comediante Ricky Gervais durante la presentaci&oacute;n del premio Emmy a la serie de variedades, comedia o musical en Los Angeles, EEUU, sep 20 2009. Gervais es conocido como un agudo comediante y los Globos de Oro son considerados como la ceremonia de premios para el cine y la televisi&oacute;n menos estricta. Por ello no sorprende que vea su trabajo como anfitri&oacute;n de la ceremonia del 2010 como algo ca&iacute;do del cielo. REUTERS/Mario Anzuoni</p>