Escritor John Irving aún crea ficción a partir de la vida real

miércoles 4 de noviembre de 2009 14:39 GYT
 

Por Edward McAllister

NUEVA YORK (Reuters) - Entre bastidores, el célebre novelista estadounidense John Irving cuenta la historia de un hombre de 165 kilos que encontró esa mañana en el sauna de su hotel en Nueva York.

El hombre obeso se encontraba acostado y perfectamente inmóvil cuando Irving lo descubrió. Acercándose con precaución y temiendo lo peor, Irving se sintió aliviado cuando el hombre comenzó a roncar fuertemente.

"¡Pensé que estaba muerto!", dijo Irving, riéndose.

Fue una pequeña dosis de un auténtico relato de Irving -absurdo, divertido, preocupado de la muerte- características de un escritor que, durante una carrera de 40 años, ha logrado convertir a la vida real en una obra de ficción clásica.

En su duodécima novela, "Last Night in Twisted River", el autor sigue a un padre y a su hijo mientras huyen de la autoridad por todo Estados Unidos. El personaje principal, Danny, accidentalmente mata a la pareja de su padre con una sartén, confundiendo a la mujer con un oso.

La pareja emprende un viaje de 50 años que los lleva desde New Hampshire hasta Iowa, Vermont, y eventualmente a Ontario en el 2005.

"Esta novela ha estado en mi mente durante más tiempo que cualquier otra de mis novelas; 20 años, quizás más", señaló Irving en una entrevista antes de un evento en Nueva York.

Como en muchas de sus obras, el autor toma a la autobiografía y la transforma para encajar en las hojas.   Continuación...

 
<p>Imagen de arhivo del escritor estadounidense John Irving, en un evento ben&eacute;fico en Nueva York, 1 abr 2006. Entre bastidores, el c&eacute;lebre novelista estadounidense John Irving cuenta la historia de un hombre de 165 kilos que encontr&oacute; esa ma&ntilde;ana en el sauna de su hotel en Nueva York. El hombre obeso se encontraba acostado y perfectamente inm&oacute;vil cuando Irving lo descubri&oacute;. Acerc&aacute;ndose con precauci&oacute;n y temiendo lo peor, Irving se sinti&oacute; aliviado cuando el hombre comenz&oacute; a roncar fuertemente. "&iexcl;Pens&eacute; que estaba muerto!", dijo Irving, ri&eacute;ndose. Fue una peque&ntilde;a dosis de un aut&eacute;ntico relato de Irving -absurdo, divertido, preocupado de la muerte- caracter&iacute;sticas de un escritor que, durante una carrera de 40 a&ntilde;os, ha logrado convertir a la vida real en una obra de ficci&oacute;n cl&aacute;sica. REUTERS/Mike Segar/Archivo</p>