Carla Bruni niega influir sobre decisiones de mandatario francés

viernes 13 de noviembre de 2009 13:40 GYT
 

PARIS (Reuters) - La primera dama francesa, la modelo y cantante Carla Bruni-Sarkozy, rechazó las acusaciones de que influye en las decisiones políticas del presidente Nicolas Sarkozy y dijo que él "no es de los que dicen sí a todo".

Después de que medios franceses publicaran comentarios anónimos de parte de miembros del partido de centroderecha Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Sarkozy, criticándola por supuestamente traspasar sus visiones de tendencia izquierdista, ella respondió que no tiene interés en la política.

"¡Cómo alguien puede imaginar que mi esposo es un hombre que dice sí a todo, que se deja influenciar!", dijo en una entrevista publicada en la edición del viernes de la revista Elle.

"En una pareja, cada uno tiene influencia personal sobre el otro, pero yo no tengo ninguna influencia política sobre mi marido. ¡Afortunadamente, porque eso sería un infierno!", agregó.

Medios reportaron que miembros de UMP estaban molestos por lo que consideraban la influencia de una artista liberal sobre la presidencia.

En particular, se dijo que Bruni-Sarkozy habría persuadido a su marido para que nombrara como ministro de Cultura a Frederic Mitterrand, sobrino del fallecido presidente socialista Francois Mitterrand.

Frederic Mitterand estuvo en el centro de una controversia el mes pasado por escribir acerca de sus experiencias como turista sexual en Tailandia.

"(Nicolas Sarkozy) me preguntó mi opinión sobre Frederic Mitterrand, así como también la de otros artistas amigos durante el almuerzo. ¡Todas las opiniones fueron positivas! Pero él ya había tomado su decisión, dijo en la entrevista Bruni-Sarkozy.

La primera dama dijo que no había previsto el impacto que tendría en su vida casarse con el presidente, porque antes sabía muy poco de política y apenas hojeaba brevemente las páginas de política en diarios y revistas.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni, en Marsella, 2 nov 2009. La primera dama francesa, la modelo y cantante Carla Bruni-Sarkozy, rechaz&oacute; las acusaciones de que influye en las decisiones pol&iacute;ticas del presidente Nicolas Sarkozy y dijo que &eacute;l "no es de los que dicen s&iacute; a todo". REUTERS/Jean-Paul Pelissier/Archivo</p>