13 de noviembre de 2009 / 21:27 / hace 8 años

Estrellas TV Argentina pelean con Gobierno por crimen, protestas

4 MIN. DE LECTURA

Por Fiona Ortiz

BUENOS AIRES (Reuters) - Las principales estrellas de la televisión de Argentina se enfrentaron con el Gobierno esta semana por el delito y las protestas callejeras, golpeando la ya debilitada popularidad de la presidenta Cristina Fernández.

Los intercambios corrosivos en programas de televisión con altos niveles de audiencia se dan mientras Fernández, quien ganó las elecciones en el 2007 con apoyo masivo de sindicatos y clases bajas, dice que sus rivales políticos han organizado marchas y protestas para desestabilizar a su Gobierno.

El popular animador Marcelo Tinelli y las celebridades y también conductoras de televisión Mirtha Legrand y Susana Giménez hicieron comentarios críticos a principios de la semana sobre el delito y protestas callejeras.

El líder de protestas Luis D'Elía, cercano a Fernández y a su esposo y predecesor, el ex presidente Néstor Kirchner, devolvió los golpes, junto con un reconocido senador kirchnerista y el ministro de Justicia.

"¿Quién carajo son estos tipos? (Legrand, Tinelli y Giménez) ¿Qué mierda han hecho por el conjunto de la comunidad para que todos podamos vivir un poco mejor?" dijo. D'Elía se refirió a las tres celebridades como títeres de la élite empresaria con mansiones en Miami y autos de lujo.

Tinelli, quién era visto tiempo atrás como condescendiente con los Kirchner, habló a las cámaras en su programa de alta audiencia el jueves a la noche, refiriéndose a D'Elía: "Que yo hable de paz te cuesta entender, porque sos un violento"

D'Elía, quien por un corto tiempo administró programas de viviendas bajo el mandato de Kirchner, es controversial por su organización de marchas a favor del Gobierno y protestas que en algunos casos fueron violentas.

D'Elía volvió a la televisión el viernes, y llamó a Tinelli, que tiene un programa en el que hay un grupo de bailarinas provocativas y competencias de baile subidas de tono, como "el dueño del prostíbulo".

Fernández fue electa cerca del final de un ciclo de fuerte crecimiento económico, y ha expandido el control del Estado sobre ciertos aspectos de la economía.

Pero su popularidad se ha derrumbado en sus dos años en el cargo, debido a la alta inflación, la percepción de una creciente inseguridad pública, una revuelta impositiva del sector agropecuario y el rechazo a su estilo confrontativo.

Fernández, quien tiene una relación muy mala con la prensa, aumentó el pago de subsidios por la suba del desempleo y de la pobreza, que se elevaron por la crisis económica global, aunque se espera que la economía del país rebote el próximo año revitalizada por la demanda brasileña de autos y la demanda mundial de soja y carne.

A principios de esta semana, Giménez pidió al Gobierno que ponga un fin a las protestas que complicaron el tránsito dentro y alrededor de la capital del país.

Legrand, por el otro lado, llamó a los ciudadanos a marchar contra el crimen, pero luego dejó sin efecto la convocatoria alegando que las cosas estaban yendo demasiado lejos.

El ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, dijo que los niveles de delito cayeron en Argentina durante las administraciones de los dos Kirchner y dijo que los medios trabajan de manera irresponsable para generar una sensación de inseguridad.

Reporte de Fiona Ortiz, Escrito en español por Juliana Castilla

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below