China llama a la devolución de tesoros culturales en el mundo

martes 17 de noviembre de 2009 19:10 GYT
 

Por Lucy Hornby

PEKIN (Reuters) - China está presionando para que sus tesoros imperiales sean repatriados, condenando la venta de sus reliquias en subastas internacionales y exigiendo que sean devueltas al país.

China se encuentra particularmente concentrada en la devolución de una serie de bustos de animales en bronce que fueron saqueados en 1860 por soldados británicos y franceses cuando quemaron el palacio de verano en Pekín del emperador de la dinastía Qing.

Los esfuerzos chinos para recuperar los bustos alarmaron a museos y casas de subastas de Occidente, que también se encuentran involucrados en disputas con Grecia y otras naciones por la devolución de sus históricos tesoros culturales.

El remate en marzo de dos bustos de la propiedad del ícono de la moda Yves Saint Laurent se estancó cuando el postor chino que ganó la subasta se negó a pagar por razones patrióticas.

"Estas reliquias culturales deberían ser devueltas a China", dijo Liu Zhenmin, un representante de China para Naciones Unidas en Ginebra, durante una reunión acerca de la devolución de objetos culturales a sus países de origen.

"Creemos que tales tipos de subastas van en contra del espíritu subyacente de tratados internacionales y resoluciones de la ONU, y que son graves violaciones de los derechos e intereses culturales de China", agregó.

El arte chino, sea antiguo o contemporáneo, ha alcanzado precios récord en remates internacionales durante los últimos años, muchas veces desafiando la crisis económica mundial.

Sin embargo, Liu dijo que la asignación o comercialización ilegal de la propiedad cultural es un "sacrilegio" para la historia y la civilización, según una cita obtenida por la agencia de noticias oficial Xinhua.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de una cabeza de cerdo, fabricada en bronce, correspondiente a un lote saqueado, durante una conferencia de prensa organizada por el museo de arte Port en Hong Kong, sep 18 2003. China est&aacute; presionando para que sus tesoros imperiales sean repatriados, condenando la venta de sus reliquias en subastas internacionales y exigiendo que sean devueltas al pa&iacute;s. REUTERS/Bobby Yip</p>