Venezolanos se endeudan para embellecerse pese a crisis

miércoles 25 de noviembre de 2009 09:19 GYT
 

Por Rebekah Kebede

CARACAS (Reuters) - Pese a estar golpeados por la recesión y una rampante inflación, los venezolanos no muestran señales de querer recortar el gasto en retoques faciales, liposucciones e implantes mamarios, que se han convertido en tratamientos habituales de belleza.

Los tiempos difíciles incluso pueden haber impulsado los procedimientos estéticos en la medida en que la gente busca formas de darse ánimo, aún a costa de echar mano a los ahorros o de endeudarse para llegar al quirófano, dijeron cirujanos.

"La crisis y los problemas económicos más bien hacen que la gente gaste más en sí mismo (...) para un poco levantarse el ánimo, darse un poco de consuelo. Realmente, no he sentido la crisis", dijo Peter Romer, cirujano plástico en Caracas.

La inflación en Venezuela es la más alta de América Latina con un acumulado superior al 20 por ciento en los primeros 10 meses del 2009, en medio de una recesión económica que ocurre después de cinco años de crecimiento sostenido.

"Nunca es una cuestión de no hacerlo, sino de cómo hacerlo. Todas queremos hacernos de todo", dijo Helen Patiño, una ex modelo de 37 años de edad que se sometió a su primera operación de senos a los 21 años y hace tres meses repitió el procedimiento por tercera vez.

Para Iris Delgado, técnico dental de 57 años de edad, la falta de dinero no fue un obstáculo para su reciente operación de ojos.

"Con todas estas cosas de la economía uno tiene que hacer sacrificios, porque tampoco es que tiene el dinero (...). Saca de las tarjetas de crédito, saca de la familia", dijo Delgado, quien se endeudó por 7.000 bolívares (unos 3.250 dólares) para costear su operación.

Así como Delgado, muchas otras personas se endeudan para financiar cirugías.   Continuación...

 
<p>Una paciente recibe un tratamiento de reducci&oacute;n de grasa en una cl&iacute;nica de belleza en Caracas, 20 nov 2009. Pese a estar golpeados por la recesi&oacute;n y una rampante inflaci&oacute;n, los venezolanos no muestran se&ntilde;ales de querer recortar el gasto en retoques faciales, liposucciones e implantes mamarios, que se han convertido en tratamientos habituales de belleza. Los tiempos dif&iacute;ciles incluso pueden haber impulsado los procedimientos est&eacute;ticos en la medida en que la gente busca formas de darse &aacute;nimo, a&uacute;n a costa de echar mano a los ahorros o de endeudarse para llegar al quir&oacute;fano, dijeron cirujanos. REUTERS/Jorge Silva</p>