Australianos tienen las viviendas más grandes del mundo: estudio

lunes 30 de noviembre de 2009 07:19 GYT
 

CANBERRA (Reuters) - Australia superó a Estados Unidos, la tierra de las mansiones por excelencia, al contar actualmente con las viviendas más grandes del mundo, de acuerdo a un reporte del Commonwealth Bank of Australia.

Una investigación encargada por el brazo de correduría del banco, CommSec, descubrió que las casas australianas han crecido en promedio un 10 por ciento en la última década, a 214,6 metros cuadrados, casi tres veces la extensión de la vivienda británica promedio.

En contraste, el tamaño promedio de las nuevas viviendas que se comenzaron a construir en Estados Unidos en el trimestre de septiembre fue de 201,5 metros cuadrados, una reducción desde los 212 metros cuadrados previos, registrándose la primera reducción en una década debido a la recesión.

En Europa, Dinamarca tiene las viviendas más grandes, -considerando como viviendas a casas y apartamentos-, con una superficie cubierta promedio de 137 metros cuadrados, seguida por Grecia con 126 metros cuadrados y Holanda con 115,5 metros cuadrados.

Las viviendas en Gran Bretaña son las más pequeñas en Europa, con 76 metros cuadrados. Pero según datos de la Agencia Australiana de Estadísticas divulgados por CommSec, al mismo tiempo que las casas australianas están creciendo, también lo hacen las familias.

La cantidad de personas en cada hogar ha crecido a 2,56 desde 2,51, el primer aumento de este tipo en al menos 100 años.

"Esto tiene sentido. La población está creciendo, al igual que el costo de las viviendas y el costo de cambiarse de casa, así que estamos haciendo un mayor uso de lo que ya tenemos", dijo Craig James de CommSec en una declaración ampliamente reproducida en los medios australianos.

"Los hijos están viviendo más tiempo en casa de sus padres y más gente está optando por compartir vivienda (...) La "Generación Y" ya está rechazando el costo de las viviendas y prefiere quedarse un tiempo más junto a sus padres", agregó James.

(Reporte de Belinda Goldsmith; editado en español por Hernán García)