16 de diciembre de 2009 / 0:54 / en 8 años

Cineasta libanés se enfrenta a asesino de su madre en documental

Por Andrew Hammond

DUBAI (Reuters) - Cuando el cineasta De Gaulle Eid se enfrenta al asesino de su madre en una tranquila calle de una aldea del norte de El Líbano, él logra finalmente cerrar un trauma que lo persiguió durante casi tres décadas.

“No te acuerdas de mí, pero yo te recuerdo. ¿Cómo no recordar a alguien que asesinó a su madre. Mataste a mi madre”, dice el director al final en su muy personal documental “¿Chou Sar?”.

La cámara se detiene con torpeza en la cara de Eid, en lo que parece ser una eternidad.

Eid rompe a llorar mientras está ahora en una casa desierta, que fue atacada por pistoleros de una familia perteneciente a un partido político rival en diciembre de 1980.

Esa noche, Eid tenía 10 años y perdió a sus padres y a una hermana. El ahora cineasta logró escapar de la masacre con otra de sus hermanas.

La película es la culminación de un viaje desde la casa actual de Eid, en la isla francesa de Córcega, al pueblo libanés en el que 14 miembros de su familia fueron asesinados.

Su efecto fue dramático para el público en el Festival de Cine Internacional de Dubai, donde el documental fue exhibido el pasado fin de semana.

El cineasta dijo que su idea era adentrarse en las heridas de la brutal guerra civil de 1975-1990 en El Líbano, las que a su juicio siguen abiertas debido a una amnistía posterior.

En su opinión, otras sociedades que han experimentado períodos similares de violencia adoptaron enfoques diferentes, como las “comisiones de la verdad” en Sudáfrica después de que el apartheid fuera desmantelado.

“Traté de hacer lo que el gobierno no podía”, dijo Eid.

“Podría haber sido en Sarajevo o en cualquier otro lugar. Para mí no es una película sobre la guerra civil libanesa, sino acerca de cómo el gobierno no hizo nada para abrir los expedientes”, agregó.

El frágil equilibrio del sistema político libanes se derrumbó en una guerra que atrajo a países extranjeros como Israel, Siria y Estados Unidos. El número de muertos se estima en alrededor de 150.000.

En la película, Eid se entera de que su familia, vinculada al Partido de las Falanges Libanesas, había sido atrapada por la lucha de clanes y por la rivalidad con otros partidos políticos.

En las entrevistas, algunos de los familiares dicen que aún piensan en la venganza. Algunos personas en la audiencia dijeron que la ausencia de voces desde el otro lado reducía la película a una forma de venganza.

Eid respondió que no veía la obra como un medio para llegar a un acuerdo, en un incidente que lo había perseguido durante años.

“Traté de vengarme, pero a través de una venganza espiritual, que es más fuerte que algo físico”, dijo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below