FBI publica datos sobre amenazas contra Michael Jackson

martes 22 de diciembre de 2009 18:20 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - El FBI publicó el martes cientos de documentos antes confidenciales relacionados con Michael Jackson, la mayoría de ellos sobre una investigación en 1992 a un hombre que amenazó con matar a la estrella del pop y al entonces presidente de Estados Unidos, George H.W. Bush.

Los documentos incluyen numerosas cartas amenazantes enviadas por el sospechoso, que según el FBI mintió al identificarse como el hijo del entonces jefe de la mafia Gambino, John Gotti, y al que en un principio no se consideró mentalmente capaz de ser juzgado.

El sospechoso, cuyo nombre se ocultó en los profusamente redactados documentos federales, se declaró en su momento culpable de enviar comunicaciones amenazantes y fue condenado a dos años de prisión.

Sin embargo, los archivos incluían recortes de periódicos sobre el caso que identificaban al hombre como Frank Paul Jones, un seguidor de 34 años obsesionado con la hermana de Jackson, Janet Jackson.

Según las noticias de ese momento, el sospechoso, de origen neoyorquino, fue detenido en la Casa Blanca por intento de allanamiento, y luego arrestado un mes más tarde en el terreno de los padres de Jackson en Los Angeles.

En una carta, el sospechoso escribió: "Si no me arrestan o resuelven mi problema, voy a intentar matar al presidente George Bush". En otra, amenazó con "cometer asesinatos masivos en un concierto de Michael Jackson si es necesario" y con "intentar matar personalmente (a Jackson) si no me paga mi dinero".

Los archivos, publicados en respuesta a solicitudes que seguían la Ley de Libertad de Información, también muestran el papel de la agencia asistiendo a la policía para investigar las acusaciones de abuso sexual a menores producidas contra Jackson, que murió en junio a los 50 años.

El primer caso, en 1993, fue cerrado sin que se presentaran cargos contra Jackson, que terminó llegando a un acuerdo civil por más de 20 millones de dólares. En 2005, un jurado absolvió al cantante de vejaciones sexuales en otro caso distinto.

(Traducido por la Redacción de Madrid; Editado por Ricardo Figueroa)