Emily Blunt busca mostrar el lado humano de la Reina Victoria

jueves 7 de enero de 2010 10:55 GYT
 

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - La actriz británica Emily Blunt saltó a la fama mundial en la película de 2006 "The Devil wears Prada" y ganó un Globo de Oro a la mejor actriz secundaria por su papel como la asistente de Meryl Streep.

Ahora ha sido nominada al Globo de Oro a la mejor actriz protagónica en "The Young Victoria", la historia de la joven monarca y su amor por el príncipe Alberto.

"Es emblemática en Inglaterra, así que hay presión porque quieres hacerle justicia. Pero al mismo tiempo quieres intentar capturar a alguien que es un ser humano, y no sólo una monarca interpretada hasta la saciedad", dijo Blunt en una entrevista en la que habló sobre su trabajo en la cinta,

"Quería que la gente viera la humanidad", agregó la actriz.

Blunt señaló que había leído mucho sobre ella -diarios, cartas- y aprendió "lo expresiva que era".

"Después de un tiempo, puedes oír la voz de esa persona. La monarquía puede ser bastante extraterrena para la gente, y hay una necesidad de cubrirla y protegerla pero creo que también hay una necesidad de apartar las cortinas para que puedas identificarte con ellos a un nivel humano", agregó.

En su próxima película "The Wolfman", la actriz compartirá escenas con Anthony Hopkins y Benicio del Toro con quienes afirmó que le resultó "extraordinario" trabajar.

Blunt dijo que en parte se sintió idenfificada con la Reina Victoria.

"Sé lo que es estar enamorada. Sé lo que se siente cuando tienes un trabajo que a veces te supera. Por supuesto, no sé cómo es ser la reina de Inglaterra", agregó.

 
<p>La actriz brit&aacute;nica Emily Blunt (foto) salt&oacute; a la fama mundial en la pel&iacute;cula de 2006 "The Devil wears Prada" y gan&oacute; un Globo de Oro a la mejor actriz secundaria por su papel como la asistente de Meryl Streep. Ahora ha sido nominada al Globo de Oro a la mejor actriz protag&oacute;nica en "The Young Victoria", la historia de la joven monarca y su amor por el pr&iacute;ncipe Alberto. REUTERS/Phil McCarten/Archivo</p>