Creadores de "Lost" prometen un cóctel de sorpresas

martes 12 de enero de 2010 20:01 GYT
 

Por Jill Serjeant

LOS ANGELES (Reuters) - Los creadores la serie "Lost", que regresará el 2 de febrero a la pantalla para su muy anticipada última temporada, dijeron el martes que no se atarán todos los cabos sueltos y ni siquiera el elenco sabe cómo terminará el programa de supervivientes en una isla desierta.

"No se responderá cada una de las preguntas", dijo su productor ejecutivo Carlton Cuse a reporteros de televisión.

"Si intentamos responder cada una de las preguntas, sería muy pedante (...) con suerte habrá un saludable cóctel de respuestas, misterio, decisiones de personajes y algunas sorpresas", añadió.

Cuse y Damon Lindelof, uno de los creadores, señalaron que la nueva temporada comienza de inmediato tras el clímax de la quinta temporada, cuando se detonó una bomba nuclear modificada.

Aparte de eso -y el regreso de Libby, la sicóloga clínica de la segunda temporada interpretada por Cynthia Watros- nadie dice nada.

De hecho, Lindelof y Cuse agregaron que a pesar de que ellos decidieron hace cinco años cómo terminaría la serie de ABC, todavía están trabajando en los últimos capítulos.

"Hace mucho tiempo ideamos la última imagen del show, cuando comenzamos a desarrollar la mitología de la primera temporada", sostuvo Cuse.

"Mucho de los personajes serán resueltos mientras avanzamos (...) tenemos una sensación de donde vamos a terminar el show, pero todavía estamos en el proceso de ejecutarlo", explicó.   Continuación...

 
<p>De izquierda a derecha: la actriz Evangeline Lilly, el co-creador y productor ejecutivo Damon Lindelof y el productor ejecutivo Carlton Cuse participate en un panel de discusi&oacute;n sobre "Lost" en Pasadena, EEUU, ene 12 2010. Los creadores la serie "Lost", que regresar&aacute; el 2 de febrero a la pantalla para su muy anticipada &uacute;ltima temporada, dijeron el martes que no se atar&aacute;n todos los cabos sueltos y ni siquiera el elenco sabe c&oacute;mo terminar&aacute; el programa de supervivientes en una isla desierta. REUTERS/Danny Moloshok</p>