Residentes exclusiva área Londres se oponen a planes de boxeo

jueves 28 de enero de 2010 11:54 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Los planes para llevar nuevamente el boxeo y la lucha libre al Albert Hall de Londres, localizado en una de las áreas más exclusivas de la capital inglesa, escandalizaron a sus residentes.

Tan preocupados están los habitantes de la zona ante la perspectiva de que los seguidores del boxeo lleguen al lugar en South Kensington, donde usualmente se realizan conciertos, que presentaron una acción en la Suprema Corte para frenar los planes del consejo local.

El jueves, los residentes dijeron a un juez que están preocupados de que ambos deportes atraigan "elementos antisociales" y que aumente el ruido en la zona, informó la Asociación de Prensa.

El abogado John Steel dijo que el caso se refería a una decisión tomada en mayo del año pasado por el Consejo de Westminster City para extender la licencia del Albert Hall, de 140 años y bautizado así por la reina Victoria en memoria de su fallecido esposo, el príncipe Albert.

Pese a que en el lugar ya se han llevado a cabo combates de boxeo, con figuras como Henry Cooper, Joe Bugner y Frank Bruno, su función principal es como sede de conciertos de música clásica.

Los eventos de boxeo en el pasado, dijeron los residentes, causaron "disturbios muy graves".

Se esperan que las audiencias ante el juez continúen el viernes y que se conozca el fallo máé adelante.

(Editado en español por Patricia Avila)

 
<p>Los planes para llevar nuevamente el boxeo y la lucha libre al Albert Hall de Londres, localizado en una de las &aacute;reas m&aacute;s exclusivas de la capital inglesa, escandalizaron a sus residentes. Tan preocupados est&aacute;n los habitantes de la zona ante la perspectiva de que los seguidores del boxeo lleguen al lugar en South Kensington, donde usualmente se realizan conciertos, que presentaron una acci&oacute;n en la Suprema Corte para frenar los planes del consejo local. El jueves, los residentes dijeron a un juez que est&aacute;n preocupados de que ambos deportes atraigan "elementos antisociales" y que aumente el ruido en la zona, inform&oacute; la Asociaci&oacute;n de Prensa. REUTERS/ARCHIVO</p>