Hijo de Escobar Gaviria pide paz en filme presente en Sundance

viernes 29 de enero de 2010 20:48 GYT
 

Por Bob Tourtellotte

PARK CITY, EEUU (Reuters) - Cuando uno es joven y tu padre roba dinero del juego de tablero "Monopoly", uno tiene un problema. Cuando además tu padre es el narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, tienes un problema real.

Pero Juan Pablo Escobar nunca supo de nada salvo del amor a su padre, quien fue abatido a balazos en 1993 por tropas del Gobierno en Medellín, la capital del tráfico de cocaína, cuando Juan Pablo tenía 16 años.

El documental "Pecados de mi Padre", ha cautivado esta semana a las audiencias en el Festival de Cine de Sundance con el relato de Juan Pablo y los hijos de políticos colombianos que están agobiados por los legados de sus padres.

Juan Pablo, quien vive en Argentina bajo el alias de Sebastián Marroquín, todavía no puede regresar de forma definitiva a su patria.

Pese a que alguna vez juró vengar la muerte de su padre asesinando a los enemigos de su familia, ahora dice que quiere paz.

Sin embargo, el director de "Pecados de mi Padre", el argentino Nicolás Entel, señaló que pocas personas en Colombia, donde el documental ya se mostró, quieren oír conversaciones sobre la reconciliación.

"La gente tradicional en Colombia -a falta de una palabra mejor- no está lista para tener una conversación seria acerca de Pablo Escobar debido a que las conexiones entre Pablo Escobar, políticos y empresarios y los hombres de poder en Colombia nunca han sido investigadas", dijo Entel.

El director, que vive en Nueva York, dijo que la película vendió cerca de 40.000 boletos en Colombia, suma que calificó de respetable. Inicialmente, comentó Entel, el filme recibió críticas dispares antes de sufrir el ataque de los medios.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de Sebasti&aacute;n Marroqu&iacute;n, hijo del fallecido narcotraficante Pablo Escobar, antes del estreno del documental "Pecados de mi Padre", en Bogot&aacute;, dic 9 2009. Cuando uno es joven y tu padre roba dinero del juego de tablero "Monopoly", uno tiene un problema. Cuando adem&aacute;s tu padre es el narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, tienes un problema real. REUTERS/Fredy Builes</p>