Justicia inglesa declara ilegal una imitación de castillo Tudor

miércoles 3 de febrero de 2010 11:59 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Un acaudalado hacendado que construyó en secreto un castillo de estilo Tudor, con murallas, torretas y cañones detrás de fardos de heno para evitar las leyes de urbanismo en la campiña inglesa, perdió su caso ante la Justicia para salvarlo de la demolición.

Robert Fidler, de 60 años, construyó el castillo de sus sueños durante dos años y vivió en él con su familia por otros cuatro, en un intento de aprovechar un vacío legal en la regulación local de urbanismo.

Una disposición de la ley permite que se declaren legales los edificios construidos sin permiso si no se presentan objeciones en los primeros cuatro años.

Pero un juez en la Suprema Corte de Londres dictaminó que el edificio, cerca de Redhill en Surrey, a unos 30 kilómetros al sur de la capital inglesa, era ilegal y que Fidler no tenía derecho a beneficiarse de su engaño, informó la Asociación de Prensa.

El castillo, junto a un jardín de invierno, una marquesina, un puente de madera, un patio y hasta pista de carreras, podría ser demolido. En el 2007, el ayuntamiento local emitió un aviso de que la edificación debía ser desmontada.

Además, dijo que la estructura fue construida en una "zona verde" protegida, por lo que las normas son más estrictas.

"Este fue un descarado intento de desobedecer la ley", dijo un portavoz del Consejo Municipal de Reigate y Banstead.

Fidler planea apelar el fallo.

(Reporte de Stefano Ambrogi; Editado en español por Patricia Avila)