Filme "Up in the Air" da esperanzas a los desempleados

lunes 8 de febrero de 2010 16:25 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - Cuando Andy Glantzman accedió a ser filmado y a desnudar su alma en relación a cómo había sido perder su trabajo, nunca pensó que millones de personas se interesarían en ver su confesión.

Sin embargo, en vez de terminar en un documental como él creía, Glantzman y otros 21 colaboradores desempleados se encontraron con pequeños papeles en la película "Up in the Air", que la semana pasada ganó 6 nominaciones a los premios Oscar, incluyendo la de mejor película y mejor director.

La película está protagonizada por el actor George Clooney, quien es un hombre encargado de despedir a personas para ganarse la vida. El filme incluye cortes de Glantzman y otros desempleados hablando de sus experiencias de la vida real.

Un año después, casi todas las 22 víctimas de la recesión ya tienen nuevos trabajos. Sus historias pueden ofrecer esperanza a otros que se encuentran en la misma situación.

"La película me dio una razón para salir de la casa, ponerme un traje y sentir que valgo la pena, en vez de estar sentado esperando el próximo cheque del seguro de cesantía", dijo Glantzman en una entrevista.

"Todo empieza con querer subir tu autoestima", agregó.

Glantzman fue despedido de una concesionaria de autos de lujo en Detroit semanas antes de que leyera un aviso en el periódico solicitando a personas que hayan perdido su trabajo que envíen una carta describiendo dicha pérdida.

Fue escogido para recrear la experiencia y para contar lo que le habría gustado decirle a su antiguo empleador.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del actor George Clooney y su novia, Elisabetta Canalis, a su llegada a la entrega de los premios Globos de Oro en Beverly Hills, ene 17 2010. Cuando Andy Glantzman accedi&oacute; a ser filmado y a desnudar su alma en relaci&oacute;n a c&oacute;mo hab&iacute;a sido perder su trabajo, nunca pens&oacute; que millones de personas se interesar&iacute;an en ver su confesi&oacute;n. REUTERS/ Mario Anzuoni</p>