NFL-Super Bowl genera récord audiencia TV en EEUU

lunes 8 de febrero de 2010 20:41 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Un total de 106,5 millones de estadounidenses vieron el domingo la victoria de los Santos de Nueva Orleans sobre los Colts de Indianápolis en el Super Bowl, lo que marcó un récord en la televisión estadounidense, mostraron el lunes los primeros números sobre la audiencia.

El partido de la NFL, que se emitió por la cadena NBC, superó el récord de audiencia del final de la comedia "M*A*S*H" en 1983, que había alcanzado los 106 millones de telespectadores, dijeron CBS y Nielsen Media.

La marca previa de un Super Bowl era de 98,7 millones de estadounidenses en el 2009, cuando los Steelers de Pittsburgh se impusieron frente a los Cardinals de Arizona.

En una era de caídas para la audiencia en vivo de los espectáculos de televisión, los espectadores del Super Bowl han crecido en cada uno de los últimos cuatro años.

Con ello, queda demostrado por qué los auspiciadores pagaron hasta 3 millones de dólares por un comercial de 30 segundos durante la transmisión de más de tres horas del domingo.

CBS dijo que la audiencia para el juego del domingo llegó a un máximo de 114,1 millones de telespectadores durante su última media hora. En total, un 68 por ciento de los televisores en Estados Unidos estuvieron encendidos con el juego puesto, agregó la cadena.

El presidente de CBS noticias y deportes, Sean McManus, dijo estar orgulloso del modo en el que la cadena "produjo, vendió y promovió el show más visto en la historia de la televisión".

CBS, que ya es la cadena más vista dentro de las cuatro más grandes del país, vendió totalmente sus espacios comerciales del Super Bowl a pesar de la crisis económica.

Snickers, Doritos, Google y Bud Light estuvieron dentro de los comerciales que crearon los mayores rumores de la mañana del lunes, según analistas de medios.   Continuación...

 
<p>Roger Daltrey (I)y Pete Townshend (D), integrantes de la m&iacute;tica banda de rock The Who, en su actuaci&oacute;n del domingo en el entretiempo del Super Bowl de la NFL en Miami. REUTERS/Jeff Haynes</p>