¿Escucha un golpe de arpa en radio?, de repente es Hugo Chávez

lunes 8 de febrero de 2010 19:11 GYT
 

CARACAS (Reuters) - Un golpe de arpa a cualquier hora del día, en cualquier emisora venezolana podría ser la antesala de un discurso del presidente Hugo Chávez, quien lanzó el lunes un nuevo programa de radio para anunciar decisiones de Gobierno o entonar canciones románticas.

"Chávez... de repente" es un nuevo espacio comunicacional que inaugura el militar retirado en momentos en que su popularidad se resiente por la crisis eléctrica, la alta criminalidad y la galopante inflación.

"Cuando tú oigas un golpe de arpa por radio pudiera ser que viene 'Chávez... de repente'. Es de repente, a cualquier hora, pudiera ser a medianoche, de madrugada (...) de repente nos sentamos aquí a trabajar y a tomar decisiones, a firmar cosas y a informar", dijo el mandatario en su inesperada intervención.

El líder socialista calificó esta nueva iniciativa de "guerrilla por radio" que se suma a su emblemático programa semanal de radio y televisión "Aló, presidente", a su columna dominical "Las líneas de Chávez", y a sus frecuentes, prolongados y sorpresivos discursos.

"A veces yo estoy despierto a las 3, a las 4 de la mañana, trabajando, revisando papeles. A esa hora hay gente que oye música, los que van por las carreteras, de repente empezamos a cantar con una guitarra, un cuatro, unas canciones románticas, lara, lara, la", entonó el mandatario.

Chávez está en campaña para promover sus candidatos a la Asamblea Nacional en los comicios de septiembre, donde busca mantener su abrumadora mayoría para facilitar la aprobación de las leyes que lleven al país hacia el socialismo.

El mandatario, que habló mas de cinco horas en la víspera en "Aló, presidente", dijo que su nuevo programa radial podría transmitirse en cadena nacional o regional de radio sin previo aviso.

En esta primera emisión, de un hora y media, Chávez anunció sin aviso previo la emergencia eléctrica nacional, charló sobre la inflación con el ministro de Finanzas y repasó unos multimillonarios acuerdos petroleros con el presidente de PDVSA.

(Por Patricia Rondón Espín, editado por Javier Leira)