Academia simplifica proceso para ganadores del Oscar

miércoles 10 de febrero de 2010 15:19 GYT
 

Por Gregg Kilday

LOS ANGELES (Hollywood Reporter) - Los ganadores del Oscar de este año no tendrán que esperar una gratificación retrasada.

Rompiendo con la tradición, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood planea fijar las placas grabadas de los ganadores a sus estatuillas en la fiesta inmediatamente después de la ceremonia, que será transmitida en vivo el 7 de marzo desde el Teatro Kodak en Hollywood.

La Academia entrega las estatuillas sin nombre a los ganadores en el escenario.

En años anteriores, los ganadores debían llevar luego sus trofeos a la Academia para fijar las placas con su nombre.

Este año, la empresa que fabrica las estatuillas del Oscar, R.S. Owens, hará 197 placas por adelantado, para todos los potenciales ganadores. Cada grabado incluirá el nombre, la categoría, título de la película y el año.

En la fiesta, que se realizará en el Hollywood & Highland Center, al lado del Teatro Kodak, los ganadores serán invitados a un área diseñada especialmente, donde técnicos fijarán las placas a cada Oscar.

Las placas sin usar serán recicladas.

"Una estatuilla del Oscar simplemente está incompleta hasta que se le fija una placa", dijo el presidente de la Academia, Tom Sherak. "La festa del Governors Ball es el lugar perfecto para que los ganadores del Oscar agreguen ese toque final mientras celebran su logro y las películas del año", añadió.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de una estatua del premio Oscar durante el anuncio de los premios de la Academia en Beverly Hills, feb 2 2010. Los ganadores del Oscar de este a&ntilde;o no tendr&aacute;n que esperar una gratificaci&oacute;n retrasada. Rompiendo con la tradici&oacute;n, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematogr&aacute;ficas de Hollywood planea fijar las placas grabadas de los ganadores a sus estatuillas en la fiesta inmediatamente despu&eacute;s de la ceremonia, que ser&aacute; transmitida en vivo el 7 de marzo desde el Teatro Kodak en Hollywood. REUTERS/Danny Moloshok</p>