Bronceado perfecto de camas solares puede salir caro, dice la UE

viernes 12 de febrero de 2010 16:30 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - Se podrá necesitar una cama solar para obtener un bello tono dorado este largo invierno boreal, pero la Unión Europea advirtió el viernes que algunas camas de bronceado y operadores violan las regulaciones de seguridad, arriesgando a los clientes al cáncer de piel.

El brazo ejecutivo de la Unión Europea dijo el viernes que poco más del 14 por ciento de las camas solares violaban los límites de radiación segura y que los salones de bronceado usualmente no advierten a sus clientes de los peligros de la radiación UV mientras utilizan los aparatos.

"Estoy preocupado porque se encontró que un alto porcentaje de las camas solares y servicios de cama solar no respetan las reglas de seguridad", dijo en un comunicado el comisionado de Asuntos del Consumidor de la UE, John Dalli.

"Esta es una preocupación importante de salud dado la incidencia del cáncer de piel se está doblando cada 15-25 años", dijo Dalli.

Las camas de bronceado han sido consideradas por un grupo de investigación internacional como una de las mayores amenazas de cáncer para los humanos.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha clasificado las camas emisoras de ultra violeta en su categoría más alta de riesgo de cáncer, etiquetándolas como "cancerígenas para los humanos".

El Comité Europeo ejecutivo dijo que las pruebas de 500 camas solares en 10 países de la UE, entre ellos Alemania, Bélgica, los Países Bajos y Polonia, encontraron que una de cada siete rompía los límites de seguridad.

El comité agregó que no siempre se les informaba a los consumidores de los peligros implicados, como quemaduras o riesgo de cáncer de piel a largo plazo, y algunas permitían el uso a personas bajo la edad permitida.

Gran Bretaña dijo anteriormente este año que apoyaba los llamados a prohibir que los menores de 18 años utilicen camas solares en los salones de bronceado debido al aumento del riesgo del cáncer de piel.   Continuación...