Niña-reina de Carnaval de Río desfila en medio de lágrimas

lunes 15 de febrero de 2010 08:47 GYT
 

Por Stuart Grudgings y Ana Nicolaci da Costa

RIO DE JANEIRO (Reuters) - Una llorosa reina de Carnaval de apenas 7 años lideró a los percusionistas en el Sambódromo de Rio de Janeiro el domingo, en un estado a ratos afligido que posiblemente se sumará a la controversia sobre si una menor debería jugar un rol de tan fuerte carga sexual.

Julia Lira emergió parpadeando frente a las luces brillantes y los ensordecedores fuegos artificiales del Sambódromo, y pronto comenzó a llorar a medida que los fotógrafos y periodistas formaban un enjambre en torno a ella antes de que su grupo de samba comenzara su desfile.

Usando un vestido púrpura corto, una pechara con lentejuelas y una diadema plateada, Lira permaneció en silencio ante las preguntas de la prensa y entonces, claramente afligida, debió ser reconfortada por su padre y otros artistas cuando comenzó a llorar.

No quedó claro hasta que punto Lira, la reina más joven que se recuerde de un grupo de tambores, completó el agotador desfile que dura unos 90 minutos, aunque su padre contó después que la niña cubrió todo el trayecto.

"Lloró porque había un montón de gente encima de ella" dijo el padre de la niña, Marco Lira, que es también presidente de la scola do samba Viradouro.

La elección de una niña de tercer grado para un lugar usualmente ocupado por modelos con tacones o estrellas de teleseries ha iniciado un acalorado debate dentro y fuera de Brasil sobre el rol de los niños en una fiesta anual que simboliza el hedonismo.

El debate aún seguía el domingo en momentos en que el Carnaval comenzaba en plenitud con los primeros desfiles de las escuelas de samba, observados por miles de seguidores y celebridades incluyendo la cantante estadounidense Madonna.

"Me opongo, ella es demasiado joven. Una niña de siete años no debería estar frente al grupo de tambores", dijo Luiz Paulo, de 22 años, luciendo un tocado de plumas mientras se preparaba para desfilar.   Continuación...

 
<p>La reina de tambores de la escuela de samba Viradouro Julia Lira, de siete a&ntilde;os, llora en brazos de su padre, el presidente de Viradouro Marco Lira en la primera noche de desfile del Carnaval de R&iacute;o de Janeiro, feb 14 2010. REUTERS/Bruno Domingos (BRAZIL)</p>