Alta costura y mercados masivos juntos en Semana Moda Nueva York

lunes 15 de febrero de 2010 15:19 GYT
 

Por Rebekah Kebede

NUEVA YORK (Reuters) - Fuera de la pasarela en Nueva York, donde los diseñadores presentan sus colecciones, Mercedes-Benz exhibe un costoso auto al lado del nuevo brillo labial de la línea Maybelline, en un esfuerzo de estas lujosas y masivas marcas en elevar su perfil y motivar al consumidor.

La Semana de la Moda de Nueva York, un evento que se realiza dos veces al año y que atrae a miles de conocedores de la moda y aficionados, tiene una reputación de glamour, exclusividad y lujo.

Sin embargo, auspiciadores como Maybelline, cuyos productos están dirigidos a un público más modesto, han aumentado su presencia.

Incluso Tupperware, fabricante de los populares recipientes de cocina, se unió esta temporada para auspiciar a uno de los diseñadores, que han luchado por encontrar apoyo y compradores en medio de la recesión.

Un desfile en la Semana de la Moda puede costar 100.000 dólares para un diseñador, que probablemente ha tenido una floja venta al público.

Los auspiciadores corporativos pueden ayudar a pagar el desfile a la vez que utilizan esa oportunidad para publicitar sus productos.

"Este proceso, por la recesión, nos ha mostrado que los ricos pueden considerar productos accesibles y mirarlos ahora con diferentes ojos", dijo Candace Corlett, presidenta de WSL Strategic Retail, una empresa de consultoría de marketing.

La muestra del nuevo brillo labial de Maybelline, que cuesta 5,99 dólares, se ve rodeada de personas y está justo frente al automóvil futurista de Mercedes-Benz, cuyo precio base es aproximadamente 200.000 dólares.   Continuación...