Comedia noruega alegra el ánimo en Festival de Cine de Berlín

lunes 15 de febrero de 2010 21:01 GYT
 

Por Sarah Marsh

BERLIN (Reuters) - El comienzo es flojo, como en bastantes películas escandinavas anteriores. Luego "A Somewhat Gentle Man", una cinta noruega proyectada el lunes en el Festival de Cine de Berlín, se transforma en una comedia agradable aunque un poco sombría.

El canoso gángster Ulrik, recién salido de la cárcel donde pasó 12 años por asesinato, tropieza una y otra vez con situaciones delicadas. Se supone que debe matar a alguien pero se ha ablandado.

"Estas son personas que no están en los niveles más altos de la sociedad y probablemente no estén en la flor de su vida, y es divertido ver cómo luchan por mantener un poco de dignidad", dijo el director Hans Petter Moland en una conferencia de prensa durante el estreno mundial del filme.

"Es difícil realmente envejecer con un poco de dignidad, sabiendo perfectamente que no se es joven, lindo, rico y feliz, y todo lo demás a lo que se supone todos aspiramos", añadió el director.

Ulrik deja la prisión y regresa a los vestigios de su vida anterior, donde su jefe -un gángster con una gruesa cadena de oro y un compañero tonto- espera que asesine a quien lo acusó.

Pero Ulrik, quien termina involucrado en un hilarante triángulo amoroso con la hermana mayor de su jefe, parecida a un trol, y una rival más joven, de repente duda sobre el golpe y comienza a dirigir sus energías en volver a contactarse con su hijo, ahora un adulto.

El filme juega con los estereotipos sobre los gángsters y entrelaza la comedia con escenas de patetismo humano, intentando desechar la idea de que un asesino es simplemente una mala persona.

"En Escandinavia, rechazamos la idea simplista de que hay tipos buenos y tipos malos, lo que es realmente saludable", comentó Stellan Skarsgard, el exitoso actor sueco que interpreta a Ulrik.

Skarsgard, quien ha aparecido en películas de Hollywood como "Pirates of the Caribbean" y "Mamma Mia!", añadió: "Si uno quiere hacer filmes sobre las personas, deberían ser ridículos, divertidos, lindos, trágicos y conmovedores, ya que nosotros somos todo eso", añadió.

(Editado en español por Patricia Avila)