Keener y Holofcener regresan con comedia sobre ricos Nueva York

martes 16 de febrero de 2010 16:43 GYT
 

Por Mike Collett-White

BERLIN (Reuters) - La actriz nominada al Oscar Catherine Keener y la directora independiente Nicole Holofcener se unieron por cuarta vez en "Please Give", una historia agridulce de dos familias y las inseguridades de los adinerados de Nueva York.

Keener, conocida por sus actuaciones en "Being John Malkovich" y "Capote", interpreta a Kate, una próspera dueña de una tienda de muebles que administra junto a su marido Alex, quien se encuentra en medio de una crisis personal.

A pesar de su éxito y la felicidad de su vida familiar, Kate lucha con su conciencia al comprar por poco dinero artículos a familias de personas recientemente fallecidas y venderlos por cifras mayores. Además, visita obras de caridad para ver en qué puede ayudar.

En las palabras de su hija Abby, obsesionada por su mal cutis: "Ella quiere salvar al mundo".

La pareja compró el departamento vecino y está a la espera de que su ocupante, Andra, de 91 años, muera para convertir la vivienda en algo más impresionante.

Las nietas de Andra, la delicada Rebecca y la cruel Mary, son el epicentro de una familia disfuncional, y ambos grupos se muestran en la película repleta de humor ingenioso y personalidades dañadas.

"Creo que veo humor en casi todo, o al menos trato, y los temas más tristes o delicados siempre me los tomo con seriedad pero supongo que inconscientemente le añado algo divertido", dijo Holofcener el martes en el Festival de Cine de Berlín.

La directora escribió el guión basada en su propia experiencia y en la de sus amigos, incluyendo algunos de sus "desastrosos" intentos como voluntaria en Nueva York, no siempre con los resultados deseados.   Continuación...

 
<p>La actriz nominada al Oscar Catherine Keener durante una fotograf&iacute;a promocional en el Festival de Cine de Berl&iacute;n, feb 16 2010. Keener y la directora independiente Nicole Holofcener se unieron por cuarta vez en "Please Give", una historia agridulce de dos familias y las inseguridades de los adinerados de Nueva York. REUTERS/Christian Charisius</p>