Novela en EEUU explora deseo de poetisa Emily Dickinson

miércoles 24 de febrero de 2010 13:50 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - Una nueva novela explora los pensamientos lujuriosos de Emily Dickinson, una de las mejores poetisas de Estados Unidos, quien aún genera debate más de 120 años después de su muerte.

"The Secret Life of Emily Dickinson" llegó a las librerías estadounidenses esta semana y ofrece un nuevo enfoque a la vida de la poeta del siglo XIX comenzando con su estadía real en un seminario femenino de Mount Holyoke, en su pueblo natal Amherst, Massachusetts.

No es completamente ficción ni biografía. La obra está escrita en primera persona, con el autor asumiendo la voz de Dickinson. Sigue a dos recientes biografías, pero es la primera novela que presenta a la poetisa en primera persona.

Otros recientes libros sobre escritores fallecidos han reinterpretado y sexualizado a autores como Emily Bronte y Jane Austen.

"Ella está muy presente en la mentalidad actual", dijo el autor del libro, Jerome Charyn, en una entrevista esta semana. "Hemos llegado a descubrir lo moderna que es y repentinamente en el siglo XXI nos parece como si estuviera viva", añadió.

Desde el inicio de la novela el autor recurre a la secreta vida amorosa de la poeta, quien fue interpretada en críticas literarias de la década de 1970 como alguien que se rebeló en su escritura contra las nociones de la femineidad del siglo XIX que confinaba a las mujeres al hogar y al matrimonio.

Al mismo tiempo que presenta a varios personajes de la vida real como su cuñada y su padre, el autor desacredita nociones de que Dickinson fuera lesbiana o sexualmente frustrada. En cambio, en el libro ella fantasea con varios hombres ficticios, incluyendo a un carpintero rubio llamado Tom.

"Mi propia sensación como un lector del siglo XXI es que ella no era gay, no era una lesbiana", dijo Charyn. "Es muy evidente en sus cartas", agregó.

Reseñas dicen que la novela explora nuevas dimensiones de Dickinson, pero que fue difícil asumir su voz.

(Editado en español por Patricia Avila)