Un homenaje a Stalin en el Kremlin abre viejas heridas

viernes 5 de marzo de 2010 14:38 GYT
 

Por Dmitry Solovyov

MOSCU (Reuters) - Los comunistas rusos rindieron el viernes homenaje al líder soviético Josef Stalin, mientras los liberales acusaban al Kremlin de connivencia para encubrir al dictador.

Los jefes del Partido Comunista encabezaron una procesión liderada en gran parte por personas de avanzada edad que atravesaron la Plaza Roja en el 57 aniversario de la muerte de Stalin, dejando flores en su tumba en el muro del Kremlin.

La solemne visita es una tradición anual para los comunistas sumidos en la nostalgia de la era soviética. Pero este año se ha desencadenado un agrio debate en Rusia sobre el legado de Stalin de cara a las celebraciones del 9 de mayo que conmemoran los 65 años de la derrota nazi.

Por primera vez en décadas, la imagen de Stalin puede aparecer entre los carteles y pancartas que las autoridades de Moscú levantarán para el Día de la Victoria, que llevarán a Moscú a líderes extranjeros invitados por el Gobierno ruso.

Los planes de la ciudad de poner 10 puestos de información en los que se describe el papel de Stalin en la guerra ha profundizado la división entre los rusos que lo odian y los que lo idolatran.

"Hoy... la grandeza de la era de Stalin es evidente incluso para sus enemigos más furiosos", dijo el líder del Partido Comunista ruso, Gennady Zyuganov, tras depositar flores en su tumba.

"Liberamos al mundo entero (...), se construyó un escudo nuclear, fuimos los primeros en ir al espacio y creamos esta paridad (nuclear) que ha garantizado una paz estable durante casi 50 años", agregó.

Sus críticos califican a Stalin de asesino responsable de millones de muertes en los campos de colectivización forzosa y en las prisiones del Gulag. Dicen que la victoria en la guerra se consiguió a pesar de los errores que contribuyeron a la devastadora cifra de 27 millones de ciudadanos soviéticos muertos.   Continuación...

 
<p>Comunistas hacen un brindis mientras sostinen un retrato del l&iacute;der sovi&eacute;tico Josef Stalin, en Gori, oeste de Tiflis. Marzo 5 2010. Los comunistas rusos rindieron el viernes homenaje al l&iacute;der sovi&eacute;tico Josef Stalin, mientras los liberales acusaban al Kremlin de connivencia para encubrir al dictador. REUTERS/David Mdzinarishvili</p>