OBITUARIO-Miguel Delibes, adiós a la voz de Castilla

viernes 12 de marzo de 2010 04:01 GYT
 

Por Blanca Rodríguez

MADRID (Reuters) - El novelista Miguel Delibes, uno de los grandes nombres de la literatura española contemporánea, falleció el viernes a los 89 años dejando atrás una carrera caracterizada por la pureza lingüística, el amor a la naturaleza y la sensibilidad hacia los más desfavorecidos.

Delibes, humanista integro y gran aficionado a la caza y la pesca, vivía retirado desde hace años en su Valladolid natal.

Nacido el 17 de octubre de 1920, su andadura en la novela comenzó con "La sombra del ciprés es alargada", que le valió el Premio Nadal en 1948, y él mismo dio por terminado ese viaje cincuenta años después con "El hereje", con el que ganó el Premio Nacional de Literatura.

En los primeros años compaginó la escritura con el periodismo y también con la enseñanza, como catedrático de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio de Valladolid.

Como redactor y posteriormente como director del diario El Norte de Castilla, sufrió los embates de la censura franquista por su denuncias sobre la pobre situación del medio rural. Allí también aprendió que "había que decir lo más posible con el menor número de palabras posibles".

Entre los más de cincuenta títulos publicados a lo largo de su carrera destacan novelas como "El camino", "El príncipe destronado", "El disputado voto del señor Cayo", "Las ratas" o "Los santos inocentes".

Todas ellas fueron adaptadas al cine y suponen una radiografía social de la España de la segunda mitad del siglo XX por su habilidad para trasladar al papel el habla de la gente.

También tuvo éxito fuera de las páginas del libro, en este caso en el teatro con "Cinco horas con Mario", uno de los monólogos más célebres de la literatura española.   Continuación...

 
<p>La actriz Lola Herrero deja una rosa sobre el ata&uacute;d del escritor Miguel Delibes durante su velatorio en Valladolid, Espa&ntilde;a, mar 12 2010. Delibes, uno de los grandes nombres de la literatura espa&ntilde;ola contempor&aacute;nea, falleci&oacute; el viernes a los 89 a&ntilde;os dejando atr&aacute;s una carrera caracterizada por la pureza ling&uuml;&iacute;stica, el amor a la naturaleza y la sensibilidad hacia los m&aacute;s desfavorecidos. REUTERS/Stringer</p>