24 de marzo de 2010 / 21:36 / en 8 años

"Beyond Ipanema", un vistazo vibrante a la música brasileña

<p>Foto de archivo de la vista a&eacute;rea de la playa de Ipanema en R&iacute;o de Janeiro, mar 28 2009. El duradero frescor de la inclasificable m&uacute;sica brasile&ntilde;a es deliciosamente transmitido, aunque en forma incompleta, en "Beyond Ipanema", un documental con atractivo tanto para j&oacute;venes como para nost&aacute;lgicos. REUTERS/Bruno Domingos</p>

Por John DeFore

AUSTIN, Texas (Hollywood Reporter) - El duradero frescor de la inclasificable música brasileña es deliciosamente transmitido, aunque en forma incompleta, en “Beyond Ipanema”, un documental con atractivo tanto para jóvenes como para nostálgicos.

Ofreciendo imágenes de conciertos del pasado, inspirando historias de regresos y vistazos de estrellas del mañana, el documental podría encontrar una audiencia entre los amantes de la música que han creado un sólido mercado para reediciones de discos compactos de músicos como Os Mutantes y Caetano Veloso.

El film fue proyectado recientemente en el festival de cine South by Southwest de Austin, Texas.

Comenzando con una breve reconsideración de Carmen Miranda, que de igual modo despierta la curiosidad, el cineasta Guto Barra salta rápidamente al movimiento Tropicalia de los años ‘60, cuyos exponentes inspiraron a músicos posteriores como Beck.

Este salto a través del tiempo es la primera instancia de una extraña tendencia estructural en el filme, que no sigue ni cronología ni estilo en la medida en que presenta a los espectadores bandas de rock psicodélicas, libertinos del bossa nova y atractivas bailarinas de samba.

La motivación de Barra ahí puede no estar clara, pero adonde quiera que gire encuentra entrevistados que son tanto autorizados como entusiastas.

Algunos espectadores desearán más información técnica sobre los estilos que toca la película, los ritmos y origen de la samba, los compositores que crearon el bossa nova, o el modo en que estos géneros fueron acogidos por la gente de su tierra.

Sin embargo, Barra es mucho más riguroso a la hora de relatar el modo en que la música fue acogida en Estados Unidos.

SAMBA EN NUEVA YORK

Entrevistas con personas como David Byrne y Arto Lindsay muestran el modo en el que unos pocos marcadores de tendencias revivieron las carreras de artistas que en algunos casos habían renunciado completamente a ganarse la vida tocando música.

Byrne y Lindsay son sólo algunos de los ejemplos presentes en el documental sobre la popularidad de la música brasileña en las esquinas más artísticas de Manhattan.

Aunque Barra ofrece amplias entrevistas con creadores como Veloso, Tom Zé y Gilberto Gil, está claro que “Beyond Ipanema” para él significa, casi exclusivamente, la ciudad de Nueva York.

Desde la Tropicalia en la tienda de discos Furs de East Village a las funciones de Forro in the Dark y el montaje de samba adolescente en la Academia Douglass Frederick de Harlem, es casi tentador preguntarse si la música brasileña ha alcanzado un punto muerto en su tierra y sólo florece ahora en la Gran Manzana.

Es decir, sería tentador si Barra no hubiera atiborrado las emocionantes escenas finales del filme con sonidos caseros, como el funk de las favelas de Río de Janeiro.

Al momento en que aparecen los créditos, los más aventurados amantes de la música de la audiencia pueden haber olvidado que tenían cuestionamientos sobre el pasado y estar ansiosos por buscar discos compactos importados de bandas que nunca supieron que existían.

REUTERS PA SR/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below