Parte de techo del Domus Aurea de Nerón se derrumba en Roma

martes 30 de marzo de 2010 11:59 GYT
 

ROMA (Reuters) - Parte del techo del antiguo palacio dorado del emperador Nerón, el Domus Aurea, se derrumbó el martes, reavivando los temores de que el lugar es inseguro para la gran cantidad de turistas que acuden a visitarlo todo el año.

El palacio de Nerón, que se sitúa en una colina con vistas al Coliseo, fue construido en el siglo I d.C. y ha estado plagado de problemas estructurales desde que abrió al público en 1999.

Los trabajadores estaban realizando reformas cuando una parte del tejado se derrumbó, causando que una sección del jardín que se sitúa en el tejado cayera dentro del palacio sobre un área de 100 metros cuadrados. No se produjeron heridos.

Nerón construyó su palacio tras el gran incendio de Roma en el 64 d.C. como una villa festiva más que una residencia. Cubierta en parte por una capa de oro, también tenía paredes decoradas con piedras semipreciosas y frescos.

Los expertos en el lugar dijeron que la parte del tejado que se ha derrumbado estaba en un segmento construido después del palacio de Nerón, conocido como la galería de Trajano, y que habitualmente no está abierto al público.

El emperador Trajano gobernó entre el 98-117 d.C. y construyó los baños trajanos sobre el Domus Aurea.

El derrumbe del martes probablemente reabra el debate sobre el lamentable estado de los monumentos de Roma.

El Domus Aurea, que atrae una media de unos 1.000 visitantes al día, fue cerrado a finales de 2005 durante más de un año después de que el Ministerio de Cultura no pudiera garantizar la seguridad de los visitantes y del personal.

(Por Cristiano Corvino; Traducido por Redacción de Madrid; Editado por Juana Casas)

 
<p>Bomberos trabajan en una colapsada parte del antiguo palacio Domus Aurea, frente al Coliseo, en Roma. Mar 30 2010. Parte del techo del antiguo palacio dorado del emperador Ner&oacute;n, el Domus Aurea, se derrumb&oacute; el martes, reavivando los temores de que el lugar es inseguro para la gran cantidad de turistas que acuden a visitarlo todo el a&ntilde;o. REUTERS/Alessandro Bianchi</p>