1 de abril de 2010 / 19:34 / en 7 años

Perú reabre su ícono Machu Picchu, pero recuperación demorará

Por Patricia Vélez

MACHU PICCHU, Perú (Reuters) - Tras dos meses de intensas labores para despejar la vía férrea que lleva a Machu Picchu, la ciudadela inca reabrió sus puertas el jueves luego de un cierre que generó pérdidas millonarias en la región andina que alberga al ícono del turismo peruano.

Machu Picchu -una de las Siete Maravillas del Mundo ubicada en la región de Cusco a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar- fue cerrada a fines de enero por derrumbes en la zona, que dejaron varados a miles de turistas en Aguas Calientes, el pueblo bajo la montaña donde se erige el complejo.

Unos entusiastas residentes de Aguas Calientes recibieron con música, globos y pancartas a los primeros grupos de turistas, entre ellos la actriz estadounidense Susan Sarandon, que arribaron al pueblo que quedó prácticamente paralizado durante el cierre de Machu Picchu.

“Pese a todos los peligros de llegar aquí por los derrumbes y todo, es impresionante, todo lo que hemos hecho para llegar vale la pena, una vez que llegas a aquí”, dijo el turista español Antonio Gabarre mientras se fotografiaba junto a sus amigos frente a la imponente ciudadela.

Sarandon, por su parte, dijo que quedó cautivada con la diversidad natural y la gastronomía del país andino.

“Es tan diverso y hermoso, me encanta la comida. La gente también ha sido sumamente amistosa”, dijo la actriz a periodistas en un breve recorrido por el complejo de viviendas y centros ceremoniales que sirve como imán para el negocio turístico peruano.

Más de 1 millón de personas visitan Machu Picchu anualmente. Pero el trayecto hacia la ciudadela puede resultar para algunos largo y costoso.

La mayoría de los visitantes compra un boleto de tren de unos 100 dólares para ir y regresar a la ciudad del Cusco, pero un asiento en el vagón de lujo puede costar más de 500 dólares.

Además del tren, el único camino para llegar a las ruinas de la ciudadela es un recorrido a pie de cuatro días por las montañas andinas.

En medio de las incesantes lluvias de fines de enero, el Gobierno peruano debió poner en marcha una operación sin precedentes para evacuar en helicópteros a por lo menos 4.000 turistas durante cinco días.

Asimismo, la industria turística advirtió del golpe que recibirían sus vitales ingresos en la región de Cusco.

CAMINO POR RECORRER

De acuerdo al ministro de Turismo y Comercio Exterior, Martín Pérez, las pérdidas por el cierre de Machu Picchu ascenderían a 185 millones de dólares.

Y pese a que la ciudadela reabrió sus puertas, aún falta camino por recorrer para que retorne a su actividad habitual.

“Hay una cantidad limitada de turistas que está entrando, porque la vía férrea si bien está en perfectas condiciones por seguridad estamos viniendo en vagones, no en la locomotora y los vagones. Estamos a un ritmo de un poco más de 1.000 turistas por día. Además de los 300 o 500 que pueden entrar al día por el Camino del Inca”, explicó el ministro.

“Tengo la esperanza de que en junio o julio estemos prácticamente normalizados”, agregó.

En un esfuerzo por aminorar el impacto en el sector turístico, el Gobierno lanzó en febrero una campaña para animar el ingreso de visitantes.

La misma incluye ofertas de aerolíneas locales de 49 dólares para viajar desde Lima, la capital del país, hasta el Cusco, en el sureste de Perú, y hospedarse a un costo de 70 soles (unos 24,5 dólares) en “buenos hoteles” de la zona.

“No vamos a bajar la guardia porque tenemos un retraso de un 3,5 por ciento de ingreso de turistas por (el aeropuerto) Jorge Chávez, entonces queremos estimular más la demanda en algunos mercados latinoamericanos”, dijo el ministro.

Pérez afirmó que su cartera mantiene la meta de recibir unos 2,2 millones de visitantes este año.

Uno de los esfuerzos para cumplirla es precisamente abrir más opciones, como otras vías de acceso, para ingresar a Machu Picchu.

Hasta hace poco, el lucrativo tren turístico a Machu Picchu era operado únicamente por PeruRail, la filial local de Orient-Express Hotels.

Por Patricia Vélez. Editado por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below