5 de abril de 2010 / 19:41 / hace 7 años

Etiqueta moderna: Viajar en el siglo XXI

Por Anna Post

BURLINGTON, Vermont, EEUU (Reuters) - ¿De quién son los reposabrazos del asiento central en un avión? ¿Cómo te escapas del charlatán del asiento 12E? ¿Y qué haces con el niño de aspecto angelical que patea el respaldo de tu asiento?

La falta de modales es con frecuencia el resultado del estrés, y pocas situaciones son más estresantes en nuestros días que viajar, especialmente por aire.

Los viajes en avión, una vez glamorosos, son ahora una prueba de paciencia y a veces incluso de resistencia. Los viajeros de hoy se enfrentan a la realidad de estrictas medidas de seguridad, además de retrasos y cancelaciones en los vuelos, el miedo a volar, asientos estrechos y un servicio de comidas reducido o inexistente.

¿Cómo soportarlo? Paciencia, cortesía, flexibilidad, y sentido del humor le irán bien. Aunque puede que tenga poco o ningún control sobre las largas filas del control de seguridad, los retrasos por el tiempo o su vecino de asiento, puede controlar cómo reaccionar ante la adversidad.

Aquí hay unos pocos consejos, tanto defensivos como ofensivos, para superar sus viajes con menos estrés y más urbanidad.

* Llegue a tiempo. Esto puede ser obvio, pero suele menospreciarse. Al aumentar su nivel de estrés, con frecuencia su capacidad de tolerancia y su educación se reducen.

* Mantenga la calma si el auxiliar de vuelo en la puerta de embarque le da malas noticias. Perder los nervios no le hará llegar antes, y puede hacerle perder la simpatía de la única persona que podría mover algunos hilos para ayudarle.

* Vístase y haga el equipaje pensando en los controles de seguridad para evitar retrasar a otros pasajeros. Infórmese de los procedimientos actuales y las políticas de su línea aérea para el equipaje facturado y de mano. Aún hay viajeros distraídos que meten grandes botellas de líquidos en su bolsa de mano, un fastidio para todos los que van detrás en la fila.

Lleve zapatos fáciles de poner y quitar, y tenga a mano los objetos que haya que sacar en el control, como los portátiles. Todo esto mantiene la fila en movimiento, lo que a su vez mantiene los ánimos tranquilos. Si usted es un viajero experimentado que conoce el sistema, sea paciente con los novatos, que pueden estar nerviosos.

* Si no puede elegir su entorno, cree uno propio. Lleve un antifaz para hacer una siesta y utilice cascos para escuchar música o ver películas (tanto en la terminal como en la nave), o tapones de oídos para bloquear conversaciones indeseadas. Si su vecino no deja de hablar, sonría y diga "Bueno, ha estado bien hablar con usted. Ahora voy a leer un ratito".

* Viajar cansa a los adultos, y más aún a los niños. Los niños que lloran son parte del paquete de viajar en avión, así que es buena idea llevar tapones. Sin embargo, si un niño da patadas, está bien pedirles a los padres que le digan que pare. Sonría y diga "Sé que es difícil para los niños, pero ¿le importaría pedirle que no dé patadas en el asiento? Gracias".

* Leer por encima del hombro de alguien es entrometido e impertinente. Evite la tentación llevando libros, revistas o un portátil. Si el pasajero de al lado se fija demasiado en su pantalla, mírele brevemente a los ojos. Eso hará que se dé cuenta, la mejor medicina para los malos modales.

Traducido por Redacción de Madrid; Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below