Bruce Lee es recordado más allá de sus películas

lunes 5 de abril de 2010 17:37 GYT
 

Por Alex Ben Block

LOS ANGELES (Hollywood Reporter) - Cuando la figura de Bruce Lee fue presentada en el museo de cera de Madame Tussaud a inicios del año en Hollywood, su única hija aún viva destacó que el actor murió poco después del estreno en 1974 de "Enter The Dragon", la cinta que lo convirtió en una superestrella.

"Creo que mi papá definitivamente soñó en tener un impacto como este", dijo Shannon Lee, quien tenía tres años cuando su padre murió de un edema cerebral a los 32 años. "Siento mucho que no haya vivido para verlo, pero es lindo ver que esos sueños se vuelven realidad", agregó.

Treinta y siete años después de su repentina muerte, el sueño de Lee se cumplió no sólo en Hollywood sino también en todo el mundo.

El actor nacido en San Francisco y criado en Hong Kong se ha transformado en una figura icónica junto a estrellas como Marylin Monroe, Elvis Presley y James Dean.

Su influencia como actor, luchador de artes marciales y filósofo ha sido reconocido por estrellas como Jackie Chan y el rapero LL Cool J,, creadores como el fundador de Marvel Comics Stan Lee y directores de cine como John Woo y Brett Ratner.

Lo especialmente interesante a partir de esta evolución póstuma de Bruce Lee es que no sólo es recordado por el puñado de películas y programas de televisión en los que estuvo, sino por romper las barreras raciales, ayudar a borrar estereotipos y por sus contribuciones en áreas como las artes marciales, buena forma física, salud y una filosofía reconocida por casi toda la humanidad.

Aunque una figura de cera en Hollywood o un memorial en Hong Kong no son grandes sorpresas, también hay una estatua en tamaño real en Mostar, Bosnia, erigida en el 2005 como un símbolo de los esfuerzos para sanar las divisiones étnicas en un lugar que sufrió una guerra civil durante la década de 1990.

"La razón por la que lo escogieron no es porque es una estrella de las artes marciales", dijo Shannon Lee poco después de que la estatua fuera develada. "Sino porque representa a alguien que llevó adelante una lucha étnica en su vida y la superó. Modo que para ellos, él es una fuerza unificadora y representativa de alguien que superó eso", afirmó.

En los primeros años después de su muerte, numerosos imitadores llenaron la pantalla grande, a menudo con nombres confusamente similares como Bruce Li (quien realmente era Ho Chung Tao de Taiwán), Bruce Le (un actor de Hong Kong) y Dragon Lee (de Corea del Sur).

Ellos fueron parte de un movimiento llamado Brucexplotation, una referencia al hecho de que comerciaban con el nombre de Lee. En realidad, el impacto de estas cintas de acción y de bajo presupuesto llegaron a diluir la totalidad del género.