Muere mánager de Sex Pistols, Malcolm McLaren

jueves 8 de abril de 2010 19:11 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - Malcolm McLaren, el ex mánager y autoproclamado cerebro tras la icónica banda de punk británica Sex Pistols, falleció de cáncer en un hospital de Suiza a los 64 años, dijo su novia.

El empresario y promotor nacido en Londres, quien también fue ex pareja de la diseñadora Vivienne Westwood, falleció de una rara forma de cáncer llamado mesotelioma.

"Murió en un hospital de Suiza donde era tratado por cáncer", explicó a Reuters su novia Young Kim.

McLaren reunió a los Sex Pistols y fue su representante a mediados de la década de 1970, la época de la revolución punk que produjo los pioneros sencillos "Anarchy in the U.K." y "God Save the Queen". El último irrumpió en las listas de éxitos para el vigésimo quinto aniversario de la Reina Isabel II en 1977.

Al año siguiente, los Sex Pistols hicieron una gira por Estados Unidos pero se separaron, y el cantante principal John Lydon, también conocido como Johnny Rotten, culpó del alejamiento al errático comportamiento del bajista Sid Vicious al igual que una mala labor de McLaren.

McLaren abrió una tienda de ropa en Londres en 1971 con Westwood, en ese entonces su pareja, haciendo moda teatral y a veces escandalosa que usaron bandas como New York Dolls, a la que más tarde representó por un breve tiempo.

El hijo de McLaren con Westwood, Joseph Corre, co-fundó la marca de lencería Agent Provocateur.

"Pienso que era una persona muy carismática y talentosa", dijo Westwood en un comunicado. "Pensar que está muerto es realmente algo muy triste. No habíamos estado en contacto por un largo tiempo", agregó.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de la banda Sex Pistols, cuyo antiguo manager muri&oacute; recientemente en Viena. Sep 5 2008. Malcolm McLaren, el ex m&aacute;nager y autoproclamado cerebro tras la ic&oacute;nica banda de punk brit&aacute;nica Sex Pistols, falleci&oacute; de c&aacute;ncer en un hospital de Suiza a los 64 a&ntilde;os, dijo su novia. REUTERS/Vincent West/Archivo</p>