Peligrosas aventuras destacan entre nuevas novelas en EEUU

jueves 15 de abril de 2010 21:35 GYT
 

Por Edith Honan

NUEVA YORK (Reuters) - Aviones que se estrellan, ferries que se hunden y autobuses repletos que caen por acantilados son suficiente para lograr que los viajeros tomen otros caminos, pero para el escritor de viajes Carl Hoffman esos son los puntos de inicio para una aventura.

El libro de Hoffman "The Lunatic Express: Discovering the World ... via Its Most Dangerous Buses, Boats, Trains, and Planes", publicado por Broadway Books de la editorial Random House, es una de varias obras que presentan inusuales posibilidades de viaje.

"El lugar para descubrir algo está en su complicado corazón: en urbes y en esos infernales y atestados transportes", dijo Hoffman a Reuters.

Hoffman busca probar los peligros y las desagradables formas en las que la población mundial se mueve de un lado a otro, pero que por lo general no entran en los itinerarios de aquellos que viajan por placer.

Capa capítulo comienza con una noticia de un trágico accidente -un minibus en Kenia que cayó a un río, o un ferry que volcó- seguido por el intento de Hoffman por experimentarlo en carne propia.

El autor vuela desde La Habana a Bogotá vía Cubana Airlines, se hace amigo de los pasajeros de los trenes repletos de Mumbai y confía de la amabilidad de los extraños en Kabul.

En "Three ways to Capsize a Boat", que será publicado en mayo en Estados Unidos por Broadway Books, Chris Stewart, ex baterista del grupo Genesis, habla sobre un verano que pasó al mando de un velero entre las islas griegas, pese a tener sólo una idea vaga de cómo navegar.

Y en "The Titanic Awards: Celebrating the Worst of Travel", que también llegará a las librerías en mayo, pero publicada por Perigee Books de Penguin, Doug Lansky ofrece una "herramienta de consuelo" para los viajeros que tuvieron experiencias lo suficientemente malas como para ser grandes historias.   Continuación...