Trabajar en el mundo de videojuegos deja de ser un sueño virtual

jueves 29 de abril de 2010 19:11 GYT
 

Por John Gaudiosi

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - Si el trabajo de tus sueños está en la industria de los videojuegos, entonces el futuro parece brillante, ya que jugadores expertos han visto un aumento en el número de empleos disponibles, aunque los sueldos siguen siendo bajos.

"La cantidad de contratos ha aumentado desde el año pasado, pero el mercado es duro", dijo el presidente del sitio web Gamerecruiters.com, Marc Mencher.

"Desafortunadamente, tenemos cerca de 12.000 desempleados en el segmento de los juegos de América del Norte. Pero con una fuerte expansión en el segmento de los informales MMO (juegos masivos de multijugadores por internet) y los juegos sociales, vemos un aumento en las contrataciones", agregó.

Los sueldos, sin embargo, aún deben subir, mientras la industria inicia un repunte luego de que las ventas de videojuegos cayeron un 8 por ciento en Estados Unidos el año pasado en medio de la crisis financiera mundial.

La novena encuesta anual sobre salarios de desarrolladores de videojuegos, hecha por Game Developer Research, reveló que el salario promedio en esa industria en 2009 fue de 75.573 dólares, lo que muestra una caída de más del 4 por ciento respecto al de 2008, que fue de 79.000 dolares.

"En general, los salarios de (la industria de ) los juegos subieron un 24 por ciento en comparación al promedio de 2001, 60.833 dolares, año en que comenzamos a estudiar el sueldo de los desarrolladores", dijo Chris Remo, codirector de Game Developer Research y Editor de la página Gamasutra.com.

"Desde entonces, para la mayoría los sueldos han aumentado o permanecido fijos en una comparación año a año, con excepción del último año y una caída de un 1 por ciento del 2005 al 2006", agregó.

Después de alcanzar un salario promedio récord en el mundo de los juegos en el 2008, el año pasado fue el primero en el que se ha registrado una disminución importante del sueldo promedio, mientras la confianza de los consumidores flaqueaba en medio de una recesión y los empleadores parecían cortar costos cada vez que era posible.   Continuación...