La Scala abre ensayos al público como protesta a recortes fondos

miércoles 5 de mayo de 2010 18:11 GYT
 

MILAN (Reuters) - La casa de ópera La Scala de Milán abrirá las puertas al público el jueves para que pueda presenciar dos ensayos de la obra de Wagner "Das Rheingold", con el fin de llamar la atención por los planes del Gobierno italiano de cortar fondos destinados a los teatros.

La inusual medida sigue una ola de críticas de Daniel Barenboim, quien conducirá las presentaciones, que buscan llamar la atención contra los planes de recorte de financiación del Gobierno italiano.

Los planes del Gobierno son "un signo muy negativo para Italia (...) dañan la vida musical del país", dijo Barenboim a periodistas en una conferencia de prensa en la mañana del miércoles.

Para los ensayos abiertos, que se llevarán a cabo entre las 1200-1500 GMT y 1700-2000 GMT, la entrada será gratis para todos los afortunados que consigan obtener las entradas.

"Las personas están curiosas para ver cómo uno crea una presentación y además es positivo para los músicos y cantores, porque existe un tipo distinto de concentración", dijo Barenboim.

Las presentaciones oficiales de "Das Rheingold" comienzan el 13 de mayo y van hasta el 29 del mismo mes. Las entradas pueden llegar a costar más de unos 224 euros, según el sitio de internet del teatro. (www.teatroallascala.org)

La presentación de la obra de Giuseppe Verdi "Simon Boccanegra", con Placido Domingo cantando como barítono, fue cancelado el martes debido a una protesta de los trabajadores en contra los planes de financiación del Gobierno.

(Reporte de Ilaria Polleschi; Editado en español por Maria Pia)

 
<p>Foto de archivo de un grupo de Carabinieris en frente al teatro de la &oacute;pera de La Scala de Mil&aacute;n, dic 7 2008. La casa de &oacute;pera La Scala de Mil&aacute;n abrir&aacute; las puertas al p&uacute;blico el jueves para que pueda presenciar dos ensayos de la obra de Wagner "Das Rheingold", con el fin de llamar la atenci&oacute;n por los planes del Gobierno italiano de cortar fondos destinados a los teatros. REUTERS/Stefano Rellandini</p>