8 de mayo de 2010 / 0:07 / hace 7 años

Cuidado "Iron Man", aquí vienen los niños de "Babies"

<p>Foto de archivo de un grupo de beb&eacute;s en una maternidad de Singapur, mar 29 2007. Aqu&iacute; hay una idea que podr&iacute;a llamar la atenci&oacute;n de un ejecutivo cinematogr&aacute;fico: documentar la crianza de cuatro beb&eacute;s en cuatro pa&iacute;ses, sin di&aacute;logo y pedir al p&uacute;blico que vaya al cine a verlo en vez de la gran producci&oacute;n "Iron Man 2".Vivek Prakash</p>

Por Bob Tourtellotte

LOS ANGELES (Reuters) - Aquí hay una idea que podría llamar la atención de un ejecutivo cinematográfico: documentar la crianza de cuatro bebés en cuatro países, sin diálogo y pedir al público que vaya al cine a verlo en vez de la gran producción "Iron Man 2".

"Babies", que se estrenó el viernes en Estados Unidos y Canadá, hace exactamente eso y ya recibió buenas reseñas. Focus Features, el sello de especialidades del gran estudio cinematográfico Universal Pictures, espera que pueda ser la próxima "March of the Penguins".

"Penguins", que trata de pingüinos emperadores que luchan por su supervivencia e intentan criar a sus jóvenes en la Antártida, fue de forma similar una extraña elección para los cines, pero obtuvo una fuerte recepción y se convirtió en un gran éxito durante el 2005.

El filme obtuvo un premio Oscar al mejor documental y recaudó 127 millones en las taquillas de todo el mundo.

De hecho, los autores de "Babies", explican que su filme es una especie de película de la naturaleza humana, desde el nacimiento hasta sus primeros pasos.

Lo que ve el público es un destello de cuan distintas pueden ser las comunidades del mundo, pero que la naturaleza humana es muy similar entre las fronteras.

"Mi trabajo siempre ha sido muy amplio y trato de entender cómo viven otras culturas", dijo a Reuters su director, Thomas Balmes.

Balmes, un francés cuyos trabajos previos tales como "A Decent Factory", similarmente observan las diferencias culturales, pasó dos años viajando a Namibia, Mongolia, Japón y Estados Unidos para filmar a los bebés en cada una de sus familias.

En Namibia, la pequeña Ponijao es educada por su familia en una tienda cerca de Opuwo. El bebé Bayarjargal vive en una granja en una choza cerca de Bayanchandmani, Mongolia.

Los niños en Tokio y en San Francisco reciben una enseñanza más urbana que será más familiar para el público occidental.

Balmes dijo que todas las familias viven con comodidad en sus ambientes, pero ninguno pretende ser un representante pleno de toda la cultura de su país.

"Sólo son representantes de ellos y por tanto, no debería y no hay juicio alguno", explicó.

El director los filmó unos 45 minutos diarios y terminó con 400 horas de material que fue editado en la película de 79 minutos.

Editado en español por Maria Pia Palermo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below