Caída de argamasa renueva preocupación por el Coliseo de Roma

miércoles 12 de mayo de 2010 17:16 GYT
 

ROMA (Reuters) - La caída de trozos de argamasa del Coliseo de Roma ha reavivado el debate sobre el estado de los tesoros arqueológicos de la capital italiana, algunos de las cuales están literalmente cayéndose a pedazos.

Tres piezas de argamasa, que miden alrededor de medio metro cuadrado, colapsaron el fin de semana en el antiguo anfiteatro, uno de los sitios más populares de Roma.

Este fue el último de una serie de colapsos en el foro, donde los antiguos romanos iban ver luchar a los gladiadores y a presenciar espectáculos masivos.

Esto ha aumentando los temores sobre la seguridad de los visitantes y si el edificio puede permanecer de pie durante mucho más tiempo, luego de que fugas de agua de lluvia socavaran sus cimientos.

Se espera que en junio comience un proyecto de restauración y limpieza en el Coliseo, cuya construcción terminó en el año 80 dC. Sin embargo, el municipio romano todavía está luchando para recaudar todos los fondos necesarios del sector privado y de donantes en el extranjero.

"Ya hemos organizado el trabajo en todas las áreas alrededor de los tres anillos del Coliseo, en el primero, segundo y tercer piso, que serán restaurados por completo en este proyecto de conservación por 23 millones de euros (29 millones de dólares), dijo el subsecretario del Ministerio del Patrimonio de Italia, Francesco Giro.

En marzo, parte del techo se derrumbó en el cercano palacio de Nerón, o Domus Aurea, que ha presentado múltiples problemas estructurales desde que se abrió al público en 1999.

"Se necesita conservación, preservación y restauración en el Coliseo y en muchos otros lugares", dijo Darius Arya, del Instituto Americano para la Cultura Romana.

"Es muy difícil, porque no se trata de piezas y objetos que estén dentro de un museo, se encuentran fuera, al aire libre, con la lluvia y el ruido, y todos los turistas caminan por ahí. Así que estos son lugares que necesitan más dinero que el que la mayoría de la gente puede imaginar", agregó.

(Reporte de Eleanor Biles y Ella Ide. Editado en español por Javier Leira)