Oliver Stone vuelve a Wall Street con un thriller sobre crisis

viernes 14 de mayo de 2010 10:23 GYT
 

Por Mike Collett-White

CANNES, Francia (Reuters) - Rumores, acuerdos y una especulación rampante hacen caer a los mercados y llevan a la bancarrota a compañías en "Wall Street: Money Never Sleeps", que mezcla ficción con hechos de la crisis financiera mundial.

Oliver Stone vuelve al escenario de su éxito de 1987 "Wall Street" y Michael Douglas regresa como el despiadado tiburón corporativo Gordon Gekko en un filme donde los grandes bancos sustituyeron a los personajes avaros como los malos del filme.

En parte una historia sobre moralidad, en parte un "thriller" sobre venganzas y en parte análisis sobre dónde se equivocaron los mercados financieros y las autoridades regulatorias, la película tuvo su preestreno mundial en el Festival de Cine de Cannes el viernes antes de llegar a los cines en septiembre.

Oportuna en el tiempo y en el argumento en un momento de volatilidad en los mercados y preocupaciones sobre la recuperación económica, Stone dijo que él, como muchos otros, no tenía claro si el capitalismo era algo bueno o malo.

"Parece que es excesivo y no está regulado y me encantaría ver una reforma seria", dijo Stone a periodistas tras la exhibición a la prensa. "Hay problemas tremendos en todo el mundo", agregó, citando a Grecia, Inglaterra, España y Portugal.

"En 1987 pensaba que iba a corregirse por sí mismo. Pensaba que el sistema se corregiría, pero no lo hizo, se puso peor. Hay una enorme brecha entre los que hicieron dinero y los que no (...) Accionistas y altos ejecutivos hicieron dinero, pero los trabajadores no", dijo.

El director ganador de un Oscar se esforzó sin embargo en recordar a la gente que Wall Street 2 era en primer lugar y por encima de todo una pieza de entretenimiento.

"No fuimos documentalistas", dijo a Reuters en una entrevista en Cannes. "Lo que hicimos fue utilizar los antecedentes de los acontecimientos y crear una historia. Nuestra posición es más sutil en ésta que lo que fue en la película original", agregó.   Continuación...

 
<p>El director estadounidense Oliver Stone (der.) posando junto al elenco de su pel&iacute;cula "Wall Street - Money never sleeps" en el Festival de Cannes versi&oacute;n 63. Mayo 14 2010. Rumores, acuerdos y una especulaci&oacute;n rampante hacen caer a los mercados y llevan a la bancarrota a compa&ntilde;&iacute;as en "Wall Street: Money Never Sleeps", que mezcla ficci&oacute;n con hechos de la crisis financiera mundial. REUTERS/Eric Gaillard</p>