Chicas de "Sex and the City" viajan a Oriente Medio en secuela

viernes 21 de mayo de 2010 10:11 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - Los cocteles, las frases picantes y los vestidos seductores son la base de "Sex and the City", pero ahora la nueva secuela cinematográfica de las cuatro neoyorkinas deja la ciudad estadounidense y se traslada a Oriente Medio.

El personaje central del filme, Carrie Bradshaw, y sus compañeras Miranda, Charlotte y la promiscua Samantha tratan de ser respetuosas y recatadas, pero los cineastas admiten que, de acuerdo con lo previsto, a veces fallan en su intento.

Samantha, interpretada por Kim Cattrall, se mete en problemas por besarse en público. La película bromea sobre las mujeres que usan burkas y rumorea sobre si un mayordomo del lugar es gay.

El director del filme, Michael Patrick King, dijo que cualquier metida de pata buscaba ser fiel a la conducta normal de los personajes, ya sea en Abu Dabi o en Nueva York.

"La realidad es que Samantha Jones es extravagante adonde sea que vaya, ya sea en Starbucks (...) o en Abu Dabi", explicó. "Es una persona que no se disculpa por su comportamiento", agregó.

Aunque algunos aspectos de la película, que se estrena la próxima semana en Estados Unidos, podrían causar controversia en algunos círculos en Oriente Medio, el filme no tiene programada su exhibición allí.

Su distribuidor Warner Bros. dijo que no tiene planes para estrenar el filme en algún país de Oriente Medio.

Jessica Zacholl, portavoz de Warner Bros., hizo notar que la película original de Sex and the City y muchas otras del estudio no han sido exhibidas en esa región.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de las actrices de "Sex and the City" posando durante una ceremonia de premios de ShoWest en Las Vegas. Mar 18 2010. Los cocteles, las frases picantes y los vestidos seductores son la base de "Sex and the City", pero ahora la nueva secuela cinematogr&aacute;fica de las cuatro neoyorkinas deja la ciudad estadounidense y se traslada a Oriente Medio. REUTERS/Steve Marcus /ARCHIVO</p>