Lindsay Lohan deberá llevar dispositivo de monitoreo alcohol

lunes 24 de mayo de 2010 16:02 GYT
 

BEVERLY HILLS, EEUU (Reuters) - Una jueza estadounidense ordenó el lunes que la actriz Lindsay Lohan lleve un dispositivo que monitorea su consumo de alcohol, luego que la semana pasada no asistiera a una audiencia sobre su libertad condicional en un caso del 2007 por conducir ebria.

Ignorando los argumentos de que el dispositivo interferiría con los próximos proyectos de Lohan, la jueza de Beverly Hills Marsha Revel también ordenó que la actriz de 23 años fuera sometida cada semana a pruebas aleatorias sobre consumo de alcohol y drogas en Los Angeles.

Además, la magistrada dispuso una audiencia por violación de libertad condicional para el 6 de julio, que podría terminar con más sanciones en contra de la protagonista de "Mean Girls", cuya carrera en el cine está pasando por duros momentos.

Lohan, quien argumentó que no pudo llegar a su audiencia de la semana pasada porque su pasaporte fue robado en Francia, apareció el lunes ante el tribunal 10 minutos tarde, luciendo nerviosa y vestida recatadamente con una blusa blanca y unos pantalones de traje negros.

Regresó a Los Angeles el sábado luego de una semana en la que asistió al festival de cine de Cannes, donde fue fotografiada en fiestas en numerosas ocasiones.

La actriz aceptó con renuencia las nuevas condiciones, después de que su abogado dijera inicialmente que éstas interferirían con los planes de una sesión de fotos y una próxima película que rodará en Texas.

"Me temo que tendrá que retrasarlos (los planes)", dijo Revel. "Ella debe someterse a exámenes aleatorios aquí, no en Texas", agregó.

La jueza dijo que la actriz no cumplió con sus clases de educación sobre consumo de alcohol, impuestas como parte de una sentencia en el 2007 por conducir en estado de ebriedad y bajo la influencia de cocaína.

Revel advirtió a Lohan en octubre que corría el riesgo de ir a prisión si no tomaba el asunto en serio.   Continuación...

 
<p>La actriz Lindsay Lohan comparece en una corte de Beverly Hills, luego de no presentarse a una audiencia sobre su libertad condicional por un caso del 2007 en el que fue sentenciada por conducir ebria y bajo los efectos de coca&iacute;na. REUTERS/Jae C. Hong/Pool</p>