ENFOQUE-Escritor Puig: de odio al amor en ciudad natal argentina

viernes 28 de mayo de 2010 11:47 GYT
 

Por Nicolás Misculin

GENERAL VILLEGAS, Argentina (Reuters) - La relación del escritor argentino Manuel Puig con su pueblo natal siempre se pareció un poco a sus novelas: tuvo rencores, hostilidad e intrigas, pero también amor.

El novelista, que fue mencionado como candidato al premio Nobel y murió en México en 1990, es hoy un símbolo de General Villegas, una pequeña ciudad rural a 500 kilómetros de Buenos Aires donde, paradójicamente, era repudiado hasta hace pocos años por haber revelado intimidades locales.

En sus primeras obras, Puig contó traiciones, maltratos e infidelidades protagonizadas por miembros de algunas familias de Villegas, que la población local no tardó en identificar pese al cambio en sus nombres en la ficción.

"En el 68 y el 69, cuando salieron las novelas, fue un escándalo. Hubo malestar, enojo fuerte con Puig. Decían que había ensuciado a familias del pueblo. Aquí nadie lee sus obras como ficción", relató Patricia Bargero, coordinadora de la Dirección de Cultura de General Villegas.

El autor, que renovó la novela latinoamericana con el empleo de distintos géneros y formas de origen popular, recurrió a los recuerdos de su niñez en Villegas -ciudad que abandonó definitivamente a los 16 años- para escribir "La traición de Rita Hayworth" y "Boquitas pintadas".

"Reveló secretos a voces. Los rumores estaban permitidos, pero no estaba permitido que se escribieran", añadió Bargero.

Entre otras infidencias, en "Boquitas pintadas" el autor narra los amoríos de un joven mujeriego llamado Juan Carlos que muere de tuberculosis, cuyas amantes eran fácilmente reconocibles para los vecinos de Villegas, una ciudad de 20.000 habitantes que fue bautizada como Coronel Vallejos en la ficción.

Para construir a Juan Carlos, Puig sintetiza las características de dos hermanos de General Villegas, uno mujeriego y otro que murió de tuberculosis.   Continuación...