Fundador de Hay Festival no cree en la muerte del libro

lunes 31 de mayo de 2010 12:55 GYT
 

Por Sharon Lindores

HAY-ON-WYE, Gales (Reuters) - Pese a todo lo que se habla sobre el sombrío futuro de los libros, el fundador de una de las mayores ferias literarias de Reino Unido, que se celebra cada año en un pequeño pueblo de Gales, cree que la palabra escrita está a salvo.

Peter Florence ha convertido el Hay Festival en un gran acontecimiento cultural que este año reúne a autores como Bill Bryson, Roddy Doyle, Philip Pullman y Tom Stoppard, y a ponentes como el presidente de Las Maldivas, Mohamed Nasheed, o el viceprimer ministro británico, Nick Clegg.

Se espera que unas 100.000 personas acudan al festival en Hay-on-Wye, una localidad de 1.500 personas situada en las Montañas Negras de Gales, y que con 42 librerías, tiene más por habitante que cualquier otro lugar de la tierra.

"El primer festival se celebró en la parte trasera de la Legión Británica, en una sala que tenía espacio para 40 personas", dijo Florence, sentado en la carpa de la Sala Verde, por la que pasan a relajarse la premio Nobel Nadine Gordimer o los ganadores del premio Booker Ian McEwan y Roddy Doyle.

"Ahora estamos en este sitio ridículo de 101 metros cuadrados", añadió.

Florence inició el festival, que este año vive su edición número 23 y se celebra hasta el 6 de junio, con el dinero que ganó en una partida de póker, un préstamo de su madre y el amor por la buena escritura.

"Creció principalmente por la gran fortuna de vivir en este lugar", dijo, añadiendo que también la suerte jugó un papel.

Las poetisas Carol Ann Duffy y Gillian Clarke hablaron en el primer festival, y el fundador convenció al dramaturgo Arthur Miller a que viajara al pueblo para la segunda edición.   Continuación...