Zoológico australiano usa Facebook para buscar monos

martes 1 de junio de 2010 10:15 GYT
 

SIDNEY (Reuters) - Un zoológico australiano publicó un pedido urgente en su página de Facebook solicitando el regreso de ocho monos en peligro de extinción, tan pequeños que podrían caber en un bolso o en la palma de una mano.

El parque Symbio Wildlife, ubicado al sur de Sidney, dijo que ladrones ingresaron el domingo por la noche al recinto y robaron una pareja procreadora de titíes de cabeza blanca, sus dos bebés, y cuatro titíes pigmeos.

"Estos animales son parte de programas de cria internacional y son cruciales para la supervivencia de la especie. Sólo hay 300 titíes cabeza blanca en estado salvaje, así que se está agotando el tiempo", dijo el mensaje de Facebook del zoológico.

"Esos animales necesitan condiciones de albergue y una dieta especial para sobrevivir, y si no los regresan, podrían no sobrevivir. Todo el equipo de Symbio está extremadamente preocupado", agregó.

El zoológico publicó fotografías de los pequeños monos.

"Si tienen alguna información, o conocen a alguien que la tenga, por favor envíen un correo electrónico o llamen al parque. Todo será tratado de manera anónima, todo lo que queremos es que vuelvan sanos y salvos", indicó el mensaje.

El director del parque, John Radnidge, indicó que los ladrones cortaron la electricidad en el zoológico y cortaron tres candados para llegar hasta donde estaban los monos.

"En una noche fría, ventosa y lluviosa, cortaron la energía del lugar, por lo que es claro que esas personas sabían exactamente lo que estaban haciendo. Probablemente reconocieron el terreno antes del ataque", dijo Radnidge el martes a medios locales.

Radnidge señaló que no hay un mercado negro en Australia o Asia para los monos, a diferencia de las aves nativas y lagartos de Australia.

"Los titíes de cabeza blanca y los titíes pigmeos son tan raros e inusuales que quienes los tienen en su poder serán encontrados, estoy seguro de eso", agregó Radnidge.

(Reporte de Michael Perry; editado en español por Hernán García)