Músico argentino Cerati mejora, respira sin ayuda

martes 1 de junio de 2010 19:57 GYT
 

CARACAS (Reuters) - El músico argentino Gustavo Cerati, líder de la extinta banda Soda Stereo, presenta una mejora continua y respira sin ayuda artificial, dijo el martes a un diario local uno de los médicos que lo atiende en Caracas, tras el infarto cerebral que sufrió a mediados de mayo.

Pese a versiones sobre un traslado del músico a Argentina en un aerohospital, el neurocirujano Herman Scholtz aseguró que aún no se ha fijado una fecha para el viaje.

Cerati presenta "evolución ascendente y constante", dijo Scholtz citado en la página de internet del diario El Nacional, y agregó que el cantante respira sin ayuda.

Tras dos semanas de constante presencia de medios de comunicación, el centro Médico Docente La Trinidad dejó de dar partes sobre la salud de Cerati y dijo que la información saldría en la página www.cerati.com, que no cuenta con nuevos datos desde el viernes.

El músico, de 50 años, sufrió un accidente cerebrovascular (ACV) tras ofrecer en Caracas el último concierto de una larga gira internacional para presentar en América y Europa su último trabajo solista "Fuerza Natural".

La semana pasada especialistas habían revelado que el traslado podría realizarse esta semana.

Cerati, una de las grandes estrellas del rock latinoamericano de la década de 1980, se ha mantenido en un delicado estado de salud con un edema cerebral que lo llevó a cirugía.

La semana pasada se había informado de una disminución del edema y el inicio de la rehabilitación de Cerati, a quien los médicos mantenían sedado.

(Por Patricia Rondón Espín, editado por Patricia Avila)

 
<p>Foto de archivo del cantautor argentino Gustavo Cerati durante un concierto en Caracas, mayo 15 2010. Cerati, l&iacute;der de la extinta banda Soda Stereo, presenta una mejora continua y respira sin ayuda artificial, dijo el martes a un diario local uno de los m&eacute;dicos que lo atiende en Caracas, tras el infarto cerebral que sufri&oacute; a mediados de mayo. REUTERS/Gil Montano</p>