9 de junio de 2010 / 16:13 / en 7 años

Amin Maalouf gana el premio Príncipe de Asturias de Letras

MADRID (Reuters) - El escritor francolibanés Amin Maalouf fue distinguido el miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2010 por la capacidad de sus obras para abordar la condición humana y tender un puente hacia la tolerancia y la reconciliación entre pueblos y culturas.

<p>Imagen de archivo del escritor francoliban&eacute;s Amin Maalouf, durante una conferencia de prensa en Bruselas. Jun 29 2007. El escritor francoliban&eacute;s Amin Maalouf fue distinguido el mi&eacute;rcoles con el Premio Pr&iacute;ncipe de Asturias de las Letras 2010 por la capacidad de sus obras para abordar la condici&oacute;n humana y tender un puente hacia la tolerancia y la reconciliaci&oacute;n entre pueblos y culturas. REUTERS/Yves Herman/ARCHIVO</p>

“Con un lenguaje intenso y sugerente, Maalouf nos sitúa en el gran mosaico mediterráneo de lenguas, culturas y religiones para construir un espacio simbólico de encuentro y entendimiento”, dijo el jurado, reunido como cada año en la ciudad española Oviedo, en su acta.

La obra de Maalouf, de 61 años, ha sido traducida a más de 20 idiomas e incluye ficción y ensayo.

Entre sus trabajos, muchos centrados en períodos históricos, se destacan títulos como “León el africano”, su primera novela; “Samarcanda” o “El viaje de Baldassare”.

Recibió el prestigioso Premio Goncourt por “La roca de Tanios”, ambientada en el siglo XIX en un Líbano dividido por el enfrentamiento entre Egipto y el Imperio Otomano.

Antes de dedicarse completamente a la literatura, Maalouf, nacido en el seno de una familia de origen cristiano en Beirut, ejerció el periodismo tanto en Líbano como en Francia, donde se exilió como consecuencia de la guerra civil libanesa de 1975.

En su último ensayo, “El desajuste del mundo”, Maalouf cuestiona el período actual en el que los valores occidentales han fracasado en su universalización.

“Frente a la desesperanza, la resignación o el victimismo, su obra traza una línea propia hacia la tolerancia y la reconciliación, un puente que ahonda en las raíces comunes de los pueblos y las culturas”, destacó el jurado sobre su carrera literaria.

Maalouf se declaró feliz, honrado y orgulloso de recibir la distinción, con la que dijo sentirse aún más cercano a España, un país cuya cultura lo ha inspirado en sus libros.

“España siempre ha estado presente en mi obra. No sólo porque es la patria del héroe de mi primera novela, León el Africano, sino también, y sobre todo, porque ha sido el lugar de un encuentro emblemático, que se ha mantenido durante siglos, entre las tres grandes religiones del Mediterráneo”, declaró el escritor en un comunicado en el que agradeció el galardón.

Los premios Príncipe de Asturias, que se entregan en octubre en una ceremonia en Oviedo, están dotados con cincuenta mil euros, una escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos.

De los ocho galardones que se conceden anualmente, este ha sido el quinto en conocerse.

Reporte de Blanca Rodríguez; Editado por Inmaculada Sanz en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below