18 de junio de 2010 / 15:04 / en 7 años

A.Latina destaca obra y aportes dejados por Saramago

<p>El cuerpo del premio Nobel Jos&eacute; Saramago durante su velatorio en una librer&iacute;a de T&iacute;as, Islas Canarias, Espa&ntilde;a, jun 18 2010. La obra del escritor portugu&eacute;s Jos&eacute; Saramago, quien falleci&oacute; el viernes a los 87 a&ntilde;os, continuar&aacute; siendo entra&ntilde;able y "extra&ntilde;able", al igual que su forma de actuar que lo ubicaba siempre del lado de los menos favorecidos, dijo el autor uruguayo Eduardo Galeano. REUTERS/Augusto Finfer</p>

Por Conrado Hornos

MONTEVIDEO (Reuters) - El escritor portugués José Saramago, quien falleció el viernes a los 87 años, será recordado por su compromiso con los menos favorecidos y una obra de alta calidad que ayudó a valorizar la lengua portuguesa, dijeron artistas y gobernantes de América Latina.

El escritor mexicano Carlos Fuentes, el uruguayo Eduardo Galeano, el director de cine brasileño Fernando Meirelles y el Gobierno de ese país coincidieron en lamentar la pérdida que significa el fallecimiento del literato europeo.

Saramago, premio Nobel de Literatura en 1998, levantó varias veces su voz contra las injusticias, el conservadurismo, la Iglesia y los grandes poderes económicos.

Escéptico y pesimista empedernido, el prolífico escritor publicó a fines del 2009 su última novela, “Caín”, una irónica mirada al Viejo Testamento que fue criticada por la Iglesia Católica.

Para Galeano, la obra de Saramago continuará “siendo una voz entrañable y ‘extrañable’”, al igual que su forma de actuar. “Lo extrañaremos mucho aunque siga estando”, expresó en declaraciones a Reuters.

“(Se extrañará) su obra y también a él, a sus acciones, (porque) era un hombre que estaba siempre del lado de los perdedores”, comentó el autor de “Las venas abiertas de América Latina”.

Saramago era miembro del Partido Comunista y comenzó su carrera literaria como poeta. Entre su obra se destaca “El año de la muerte de Ricardo Reis”, “El evangelio según Jesucristo”, “Ensayo sobre la ceguera”, “La balsa de piedra” y “La caverna”.

MUNDO QUEDA MAS BURRO Y MAS CIEGO

Para Fuentes, el autor portugués era muy exigente consigo mismo, tanto a nivel personal como a nivel profesional, por lo que sus trabajos tenían una calidad bastante elevada que lo destacaba.

“Su obra es de una calidad altísima ininterrumpida. Creo que no escribió un libro malo o mediocre nunca”, dijo el escritor mexicano a Reuters en una entrevista telefónica.

Fuentes comentó que si bien artísticamente coincidía con Saramago, tenía diferencias de pensamiento con el portugués. Sin embargo, fue a partir de esas diferencias que lograron forjar una profunda amistad que comenzó hace 15 o 20 años

“De una manera o de otra (su obra) rescata la literatura en portugués (...) Porque estaba olvidada la literatura de Portugal y él la volvió a poner en el panorama de la literatura mundial”, comentó.

El Gobierno brasileño, a través de un comunicado, también remarcó la contribución de Saramago para la valorización del idioma.

“Dejó una extraordinaria contribución para la literatura mundial y para la valorización de la lengua portuguesa, además de representar, por su conducta personal, un ejemplo de actuación a favor de un mundo más justo”, dijo la cancillería.

El director de cine Fernando Meirelles, quien llevó a la pantalla grande una versión de “Ensayo sobre la ceguera” en el 2008, dijo que con la partida de Saramago el mundo queda más tonto y ciego.

Meirelles estuvo por última vez con el escritor en noviembre del año pasado y se mantenían en contacto frecuentemente ya que está vinculado a la coproducción de un documental sobre los últimos años de Saramago y su mujer.

“Vemos allí (en el documental) a un hombre brillante, que sabe que su tiempo está acabando y que tiene mucha pena de morir. El día en el cual él pensaba constantemente e intentó postergar, llegó”, dijo Meirelles en un comunicado.

El director destacó la cualidad de hombre lógico que tenía Saramago, quien había comentado que “la muerte es simplemente la diferencia entre estar aquí y ya no estar más”.

“La lucidez en ese grado es un privilegio de unos pocos, no consigo escapar del lugar común, pero definitivamente el mundo se quedó aún más burro y aún más ciego”, comentó.

La Fundación Saramago dijo que el escritor había muerto de un fallo multiorgánico tras una enfermedad prolongada.

Reporte de Conrado Hornos; con reporte adicional de Caroline Stauffer en Ciudad de México y Guido Nejamkis en Buenos Aires, Editado por Juana Casas y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below