Festival de cine de Moscú busca impulsar industria fílmica local

viernes 18 de junio de 2010 17:33 GYT
 

Por Yana Soboleva

MOSCU (Reuters) - El festival de cine de Moscú se inició con una ceremonia llena de estrellas y un jurado internacional liderado por el aclamado director Luc Besson, mientras Rusia lucha por poner su industria cinematográfica en el mapa mundial.

Iniciado en 1935 bajo el liderazgo soviético de Josef Stalin, el festival es el segundo más antiguo del mundo después del de Venecia. El evento premiará a una de las 17 producciones en competencia, incluyendo a filmes de Hungría, Rusia y Francia.

La industria cinematográfica rusa ha sido testigo de un drástico renacimiento en los últimos años, posibilitado por grandes aportes del Estado e inversiones privadas durante una década de enérgicas exportaciones que avivaron el crecimiento antes de la recesión del 2008.

Hubo también una apertura de nuevos cines en Rusia durante el último tiempo, revirtiendo una tendencia negativa en la década de 1990.

El presidente del festival Nikita Mikhalkov, director ganador de un Oscar y visto con buenos ojos por el Kremlin, dijo que la industria rusa estaba buscando consolidar su rápido crecimiento y construir un mercado sustentable que compita con Occidente.

"Esperamos ver emerger un mercado cinematográfico efectivo, y eso ocurrirá apenas tengamos suficientes buenos teatros y distribuidoras", dijo Mikhalkov.

Su secuela de 55 millones de dólares de la cinta ganadora de un Oscar Burnt by the Sun, actualmente en las pantallas del país, no impresionó a la crítica cuando se estrenó el mes pasado y ni tampoco recibió premios en la última versión del Festival de Cine de Cannes.

La crítica de cine rusa dijo que ésto era una muestra de que la calidad de las películas locales no le seguían el paso a los enormes presupuestos.   Continuación...

 
<p>El director de cine Luc Besson a su llegada a la ceremonia inaugural del Festival Internacional de Cine de Mosc&uacute;, jun 17 2010. El festival de cine de Mosc&uacute; se inici&oacute; con una ceremonia llena de estrellas y un jurado internacional liderado por el aclamado director Luc Besson, mientras Rusia lucha por poner su industria cinematogr&aacute;fica en el mapa mundial. REUTERS/Alexander Natruskin</p>